Hacia el cambio por el conocimiento


Carteles de la manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género. Foto: Fernando Sanz

Texto: Dunia Etura

No es extraño encontrar, en estas fechas, numerosos contenidos en los medios de comunicación sobre la violencia de género, artículos que nos hablan de la magnitud de esta lacra, reportajes que, por fin, dan voz a las víctimas, noticias que nos informan de las propuestas, a veces planteadas con urgencia porque no llegan el día 25, que implementará el gobierno nacional, los regionales, los municipales… y otras tantas  que nos muestran los actos institucionales que se llevaran a cabo en torno al 25 de noviembre.

Pero además de todos estos contenidos, necesarios para hacer reflexionar al menos una vez al año, es determinante trasladar la idea de que para conseguir erradicar la desigualdad de nuestra sociedad, germen de la violencia machista, es imprescindible la reflexión y el conocimiento, en definitiva, contar con sentido crítico que nos permita cuestionar una educación patriarcal que nos convierte a todos y todas en nativos machistas.

Hace ya muchos años que en España nos pusimos las pilas con eso de los idiomas, nos dimos cuenta que únicamente con nuestro idioma nos quedábamos estancados, no evolucionábamos y perdíamos oportunidades de crecer profesionalmente y como personas, de ahí la proliferación de academias en los últimos años para la población más joven.

Pues bien, al igual que para aprender cualquier otro idioma que no sea el materno es necesario una dosis importante de compromiso, esfuerzo y conocimiento, para poder hablar una lengua alejada del machismo que nos inoculan desde que nacemos, es necesario esfuerzo, mucho esfuerzo. Un esfuerzo basado en el conocimiento que asiente las bases para la elaboración de un nuevo sentido común donde lo que ahora vemos normalizado: sexismo, micromachismos, brecha salarias, machismo, violencia de género… deje de serlo.

Desde hace ya décadas los medios de comunicación, con la educación, son interpelados como los elementos fundamentales para la adquisición de ese nuevo sentido común del que hablamos. En este contexto hace unos días la Junta de Castilla y León presentó un nuevo protocolo para el tratamiento informativo de la violencia de género. Se antoja indispensable, que se den las herramientas para adquirir el conocimiento especializado que ayude a trasladar de manera adecuada este tipo de informaciones, alejándonos de los tópicos y prejuicios que sustentan la violencia, pero de nada sirven si no llegan a las redacciones y se forma a los y las periodistas que se encargan de elaborar la información.

Hace 10 años, el gobierno regional publicó un código similar en el que se facilitaban algunas practicas periodísticas para abordar la violencia de género. Hubo una presentación oficial en la que se simbolizó el compromiso de los medios más importantes de la Comunidad con la firma del protocolo presentado. La realidad es que ese código no llegó a las redacciones, con lo cual la mayoría de los periodistas desconocía su existencia.

Con esto no queremos decir que sea un error trabajar en esta línea, pero sí que parece necesario que el cumplimiento de estas buenas prácticas no se deje a la voluntariedad de algunas y algunos periodistas que, sensibilizados con esta realidad, se ven obligados a buscar el conocimiento especializado fuera del entorno profesional. Esta voluntariedad explicaría cómo es posible que el mismo medio que se adhiere a la celebración del día contra la violencia de género o al programa presentado por su gobierno regional o municipal, publique contenidos que, no solo ponen en cuestión la existencia de la violencia de género, sino que trasladan una idea de las mujeres que poco tiene que ver con una sociedad igualitaria, cuando no niegan los derechos de la mitad de la humanidad. Contenidos que sonrojan por el machismo que emanan y que avergüenzan también porque el responsable de un medio haya decidido publicarlos amparándose en una libertad de expresión que, en realidad, pisotea la esencia de ese necesario e inquebrantable derecho.

Con el fin de seguir profundizando en el conocimiento especializado, la Cátedra de Género de la Universidad de Valladolid, gracias al convenio firmado con el Ayuntamiento de la ciudad, ha desarrollado unas jornadas, que se celebraran el 28 y el 29 de noviembre, con las que se pretende incidir en la labor de los medios de comunicación como agentes esenciales para la consecución de una sociedad exenta de violencia machista, basada en la igualdad y en la democracia.

Porque una sociedad que no clama unida en contra de la desigualdad, el maltrato y los asesinatos de la mitad de sus componentes, no puede nunca llamarse democrática.

***

II JORNADAS. COMUNICANDO IGUALDAD: VIOLENCIA DE GÉNERO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Coordinación: Virginia Martín y Dunia Etura. Profesoras de Periodismo y miembros de la CEG (UVa)

Lugar: Salón de Actos del Museo de la Universidad de Valladolid (MUVA) Plaza de Santa Cruz nº 6

 

28 NOVIEMBRE

17:00. CONFERENCIA

Por una nueva mirada: los medios de comunicación como promotores de la igualdad de género. Virginia Martín Jiménez. Profesora de Periodismo de la UVa y miembro de la Cátedra de Estudios de género de la UVa.

Presenta: Carmen Domínguez. Periodista y miembro de la Junta Directiva de la APV.

19:00. MESA REDONDA

Sensibilización, concienciación y acción para una sociedad igualitaria a través de los contenidos mediáticos.

Ana Pardo de Vera. Directora del Diario Público.

June Fernández. Impulsora y coordinadora de Pikara Magazine.

Presenta: Dunia Etura. Coordinadora de las Jornadas y miembro de la CEG de la UVa.

29 NOVIEMBRE

17:00. CONFERENCIA

Violencia de género y medios de comunicación: víctimas de la revolución silenciosa. Juana Gallego Ayala. Profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Presenta: Mª Teresa Alario. Directora de la CEG de la UVa.

19:00 CONFERENCIA

Los medios de comunicación y el reto pendiente: respetar a las mujeres y lo femenino como respetan a los hombres y lo masculino. Pilar López Díez. Experta en género y comunicación.

Presenta: Arancha Jiménez. Periodista y presidenta de la APV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s