Sara Lovera: “Me han amenazado por mi trabajo en México pero, afortunadamente, sin consecuencias”


La periodista y activista mexicana, Sara Lovera, y el vicerrector de Internacional de la UVa, José Ramón González. Foto: Juan Postigo

Texto: Alma Trabajos / Fotos: Juan Postigo

En un país con los derechos humanos temblando, como México, la crisis de institucionalidad, gobernabilidad y credibilidad lo invade todo. El periodismo no escapa a ello y la profesión pasa por uno de sus peores momentos. No ayudan ni el contexto ni la transformación mundial que está habiendo en formatos, soportes y tipos de mensajes. Sara Lovera, periodista y además activista mexicana, sabe mucho acerca de todo ello. Ella ha dirigido y trabajado en decenas de medios de comunicación y no duda de que, efectivamente, ejercer el periodismo en México es un reto cada día.

El papel de las mujeres ha sido, como en cualquier país, más difícil de llevar a cabo. “Las mujeres han jugado un papel fundamental desde la época de la colonia. En el siglo XIX muchas mujeres lograron plasmar su firma en publicaciones no reportadas por la prensa oficial. Más de trescientas revistas hicieron las mujeres por sí mismas durante ese siglo”.

EL TINTERO: ¿Cómo se vive siendo periodista en México?

SARA LOVERA: Solo este año han asesinado a 12 periodistas, 11 hombres y una mujer. Y es que nuestra tarea, en este momento, es documentar un proceso peligroso para el país. Estamos en cinco tipos de medios, pero el 70% no tienen seguridad social porque se ha optado por la idea de construir su propio medio y tener su propia libertad. Por otro lado, no existen protocolos de seguridad para quien ejerce la profesión.

E.T.: ¿Hay alguna otra iniciativa, que no sea gubernamental, que les dé amparo?

S.L.: La Casa de Protección a los periodistas. Es una asociación civil en la que participo, que cuenta con subvenciones y ayudas de organizaciones de periodistas de otros países. Opera desde un refugio clandestino que se acondicionó tras el asesinato del fotógrafo Rubén Espinosa y cuatro mujeres más en el año 2015. Hoy hay 24 personas refugiadas en la ciudad de México y no tienen trabajo pero en cualquier momento pueden ser secuestrados, o sus esposas asesinadas. Además de techo, les buscamos un lugar de trabajo.

E.T.: ¿Y tus vivencias? Son muchos años de periodismo en México, ¿has sentido miedo alguna vez, has recibido amenazas?

S.L.: He sufrido dos amenazas, afortunadamente sin consecuencias. Una de ellas, hace 35 años, cuando fui a cubrir un enfrentamiento entre campesinos, con algunos de ellos muertos. El gobernador de aquel estado, que era Sinaloa y ya había un problema de delincuencia muy grave, me preguntó por mi marido, por cómo les iba a mis hijos en la escuela al sur de la ciudad… Y yo pedí protección, se me brindaron todas las medidas en ese sentido y finalmente alguien debió de advertir al gobernador porque no volvió a pasar nada.

Una segunda fue cuando informé de un grupo campesino que se llama “Antorcha”, que entraron a un pueblo por la fuerza en la noche, en una tarea de guardia, y aparecieron papeles colgados alrededor de la oficina de “La Jornada”; que era el periódico donde yo trabajaba, en los que decían “vamos a matar a la señora Lovera”, pero nadie me ha perseguido ni han pedido directamente mi cabeza por ninguna de mis publicaciones.

El texto sigue después de la imagen.

‘El reto de ejercer el periodismo en México’ fue el título elegido para la conferencia ofrecida por Sara Lovera. Junto a ella en la mesa, el vicerrector de Internacionalización de la UVa, José Ramón González., y la vicepresidenta de la APV, Belén Merino. Foto: Juan Postigo

Pero Lovera no es una persona apocada y habla con mucha seguridad y respeto de la profesión. No era su intención, en Valladolid, el trasladar un mensaje pusilánime o lleno de miedos periodísticos. Se detuvo en varios análisis y retos, y en la crisis global.

“En México ocurre como el cualquier país, España también. El periódico “El Norte”, en el estado de Chihuaua, es un periódico de una enorme tradición, un buen periódico. Pues bien, allí los diarios en papel están, como en España, en una enorme crisis. Y en este ha habido despidos.”

E.T.: ¿Y cómo se vive allí la crisis global, la de la irrupción de las redes sociales y su intento por competir con el periodismo profesional?

S.L.: No creo que hoy tengamos una mejor información que en otros momentos. Las redes sociales inventan muchísimas informaciones, inquietan a la población, y le envían mensajes pretendiendo que son verdades. Desgraciadamente en las redes sociales no hay profesionales del periodismo. Eso sí, han cambiado el papel de la prensa y de sus profesionales. Estamos compitiendo, con algunas sombras. El periodista no puede hacer expedientes sobre la base de rumores y redes sociales y esas es otra crisis de un periodismo que no documenta y que no es profesional.

Por otro lado, añadió: En México, hoy día, cada medio, por más higiénico que parezca, es una empresa y sigue teniendo intereses políticos. Intereses políticos regionales y globales. Lo que no debemos olvidar es que el periodista debe levantar un puente entre los poderes y la sociedad”.

***

En la charla ofrecida por Lovera participaron algunos colegas periodistas y estudiantes de periodismo de la Universidad de Valladolid, colaboradora de esta iniciativa de la Asociación de la Prensa de Valladolid. Puedes ver un pequeño vídeo de la propia Lovera aquí.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s