La memoria (en movimiento) de la guerra


Manu Brabo ofrece una conferencia en la sede de la Fundación Telefónica. Foto: Fernando Sanz

Fotografía y textos: Fernando Sanz

Manu Brabo (Zaragoza, 1981) habla claro. Maño de nacimiento, criado en Asturias y viajero incansable, este chico de barrio metido a fotoperiodista se ha convertido en una de las grandes referencias de reporterismo gráfico internacional. No sólo lo corroboran sus premios – entre ellos el Pulitzer de Fotografía de 2013, compartido con el equipo de Associated Press por su cobertura de Siria –, sino las impactantes imágenes que dan testimonio de la guerra en el siglo XXI.

Sin embargo, su camino hacia las portadas de los principales periódicos del mundo no fue fácil. Durante cuatro años, cubrió carreras de motociclismo para agencias españolas y en su tiempo libre hacía acopio de fuerzas y ahorros para viajar a aquellos lugares en los que pasaban las cosas. Su primer conflicto fue el de Libia, en el que él mismo reconoce que se daban circunstancias muy especiales:

– Habibi, ¿vas al frente?

– Sí

– ¿Puedo ir con vosotros?

– Sube

Las revueltas y la caída de la Libia de Gadafi se convirtió en un terreno libre para informar, en el que Brabo siempre iba un paso más allá que sus compañeros. Rodeado de algunos de los mejores fotoperiodistas del mundo, decidió apostar por sí mismo y llegar donde no llegaba nadie. El ‘factor huevos’, como lo define él. Una forma de trabajo no exenta de riesgos y que llevó a su secuestro por parte de milicianos gadafistas, una experiencia de la que no habla demasiado, pero que le produjo una enorme impronta personal.

El fotoperiodista Manu Brabo muestra alguna de sus imágenes en la sede de la Fundación Telefónica en Madrid. Foto: Fernando Sanz

Tanto es así, que cuando pudo volver a una prisión y recoger con su cámara lo que allí se vivía, le pareció insuficiente. “No me llegaba a las tripas”, afirmó. Por eso, desde la agencia Me-mo (acrónimo de Memory in Motion) fundada junto otros cuatro periodistas se permitió el lujo de escribir sus sensaciones sobre sus fotografías y editar un vídeo con ello.

Siria, Irak, Libia, Ucrania… Media vida en los campos de batalla del mundo o zonas de conflicto – reconoció que las bandas de Centroamérica son tan peligrosas o más que los ejércitos – en la que su estilo fotográfico se transformó cuando dejó de trabajar para la agencia de turno y empezó a hacerlo para él. Y como advierte, “no me preguntéis como veo estas cosas porque no tengo ni idea”.

En el encuentro/conversación– él mismo considera que el concepto de clase magistral es demasiado grande – uno de los asistentes le pidió un consejo para iniciarse en el mundo del reporterismo. “No hagáis lo que hace todo el mundo. Buscad la diferencia y no cejéis en el empeño”.

*La clase magistral de Manu Brabo se celebró en la sede de la Fundación Telefónica (Gran Vía, 59) de Madrid ante medio centenar de personas. Puedes ver el vídeo completo aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s