Drugstore Magazine: la llama del periodismo


 

 

«Hoy se usa mucho la frase de otro periodismo es posible. Yo no sé si es posible, lo que sí se es que es necesario». Esta rotunda declaración de intenciones corresponde a Eduardo Corrales, director de Drugstore Magazine, revista digital que acaba de dar el salto al papel, con edición de Julia Millán. Llama la atención cómo en 100 páginas se pueden concentrar tantas cosas buenas de y sobre periodismo, muchas de ellas, transversales, porque Drugstore es periodismo cultural y porque el periodismo toca -o al periodismo le tocan- muchos otros órdenes de la vida, muchas otras artes, y él mismo puede llegar a ser, como género literario, un arte.

Texto: Tamara Crespo / @TamaraCrespoPer /Imágenes: Drugstore

Mucho de lo trascendente de este oficio está relatado en este primer Drugstore «corpóreo», que, como está siendo común en el mundo periodístico «alternativo», se ha materializado gracias a mecenas interesados ya en su contenido digital. Desde la portada, la reivindicación del periodismo, necesario siempre, es total. La protagonizan Rodolfo Walsh y su idea de la «Cadena informativa»: «Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote al terror. Haga circular esta información». Al cerrar la revista, que -tal como amenazan con conseguir sus creadores, hace que te olvides de mirar el reloj- nos encontramos con un nuevo estremecimiento, el de la «Carta abierta de un escritor a la Junta Militar», publicada por Walsh un día antes de su asesinato y desaparición a manos de verdugos de la última dictadura argentina, en 1977, testamento de un periodismo combativo incluso hasta la muerte. De Walsh ya hemos hablado en la Biblioteca de EL TINTERO, qué decir del precursor de la «novela de no-ficción», concepto acuñado por Truman Capote diez años después de que lo «inventara» el argentino con su Operación masacre. Justo este año se cumplen 40 años de su desaparición, y de ahí el homenaje de Drugstore.

En medio de estas dos demoledoras citas de Walsh, hay una selección de artículos que uno no quiere que acaben, porque son todo un despliegue de erudición sin engolamiento, un muestrario de las muchas formas que ha adquirido el periodismo, un concepto relativamente moderno que no describe sino la necesidad del hombre de informar e informarse, de retratar su mundo y de que se lo cuenten, que va desde la pintura, al cine, pasando por el folk, la fotografía y, más recientemente, la televisión. Se trata de un total de dieciocho piezas originales, más el editorial y una entrevista, realizada por Pedro de Alzaga al profesor universitario, articulista y escritor Ignacio Sánchez-Cuenca, autor de uno de los libros más polémicos del pasado año: La desfachatez intelectual (Libros de la Catarata, 2016), que no deja títere con cabeza y habla, con nombres, apellidos y citas  -de ahí la «polémica»-, del papel nefasto y desfasado de algunos de los intelectuales que hoy y desde hace décadas acaparan en España tertulias y columnas de opinión.

De la opinión, de la buena, habla también Eduardo Corrales en su artículo Javier Ortiz, una colina desde la que se ve Jamaica. Otra luchadora por los derechos civiles, y en su caso contra el racismo, a través del periodismo, Ida G. Wells, es una de las historias de este Número 1, escrita por Olivia Camp. Folk singers: reporteros de seis cuerdas, de Pablo Rodríguez Canfranc, habla de las primeras canciones y los principales autores de este género en Estados Unidos, contadores de historias con una función muy próxima a la del periodismo. Francisco Corrales escribe acerca precisamente de la novela de no-ficción, de la tensa e interesante relación entre «la vida y la literatura». A la pintura «como testimonio» nos lleva por su parte Olvido Rus, en cuyo análisis aparecen Goya, Picasso o Van Gogh. La fotografía tiene un doble tratamiento: por un lado se habla de ella como «un deporte de combate», visión de Juan Peces, y por otro, Esther Dávila reivindica como «un disparo luminoso en la batalla» la frágil figura de Gerda Taro, frágil en el sentido real, pues era una mujer menuda aunque llena de fuerza, y también figurado, por el eclipse que proyecta sobre ella su compañero Robert Capa.

The Wire, la mítica serie de televisión creada por el experiodista del Baltimore Sun David Simon y emitida entre 2002 y 2008, tiene su hueco en este intenso repaso por las relaciones del periodismo con otras artes y con actividades como la polític; y lo merece, porque además de un retrato fidedigno de esta ciudad estadounidense, como nos cuenta Luisen Segura, es un retrato del periodismo, que aparece a lo largo de las cinco temporadas y se convierte en protagonista en la quinta. El trabajo del escritor y periodista soviético Ilya Ehrenburg con sus crónicas de los primeros crímenes nazis durante la invasión de la URSS, en 1941, es objeto de análisis por Javier Martín Rodríguez. A todo ello hay que sumar piezas igual de interesantes sobre el cine y periodismo (por Rubén Díaz), el llamado Peterloo como «hito en la comunicación», el nacimiento del Tour de Francia y su relación con los periódicos (en De borrachos, mentirosos y cínicos, de Marcos Pereda), o el trabajo de Gabriel García Márquez en Prensa Latina (artículo de Diego Ramírez González). Sin que se agote ahí la mina, nos encontramos con historias como la de un Oscar Wilde imaginado frente a la censura de «tuiteros victorianos» (Raúl López) y para terminar, excelentes epílogos acerca de «las opiniones creadas» (Belén Gopegui) y «la legitimidad quebrada» (Daniel Bernabé). El relato que Alejandro Caja hace sobre el alcance de Hiroshima, reportaje de John Hersey publicado en un monográfico de The New Yorker en 1946, es sin duda otro de los hitos de la revista e incluye la nota que los editores dirigieron a sus lectores para explicarles por qué decidieron dedicar todo su espacio a este reportaje.

El diseño de la revista ha estado a cargo de Álvaro Trabanco, con un trabajo de ilustración original de cada una de las partes del número, muy cuidado. Y por si fuera poco, Drugstore nace en papel junto con un libro titulado Otro periodismo, una selección de artículos y editoriales publicados entre 2014 y 2016.

 

Drugstore Magazine, número 1

Libro Otro periodismo

Autor: VVAA

Páginas: 101 y 91

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s