Hugo Ortuño: la sonrisa frente a la enfermedad


Texto y fotografía: Fernando Sanz / APV.

_mg_9928Hugo Ortuño (Puebla, México, 1984) llega puntual a su cita. Cubierto con un gorro blanco de punto y un anorak, arrastra una pequeña maleta con ruedas que pesa más de lo que parece. “Traigo el material para que los veas”, dice mientras camina por las calles de Madrid, una ciudad que le apasiona desde que estudió el máster de periodismo de agencia que imparten la Universidad Rey Juan Carlos y la Agencia EFE. Por fin ubicados, Hugo descubre su cabeza. Puede que el pelo y las cejas se hayan ido – aunque volverán – pero lo que permanece es la sonrisa. Una sonrisa que con la que vence al cáncer cada día y que durante un par de semanas permanecerá en España con motivo de la presentación de un calendario solidario.

“Son doce imágenes que he hecho alrededor del mundo, muy alegres, optimistas, con mucha fuerza”, explica. El calendario – la edición de las fotografías ha corrido a cargo de Daniel Sánchez y ha contado con la colaboración de la Fundación Neuroblastoma – busca sufragar parte de su cirugía y colaborar en la investigación de una forma de cáncer que afecta al 10% de los niños diagnosticados en España.

Para su presentación en el Café María Pandora, también contaron con el apoyo de Canon España que cedió una cámara Canon Powershot GS9 – “¡Tenía ganas de quedármela, pero no pude!”, bromea – y de la compañía Strack, para enviar 2.000 ejemplares a México para su venta.

Sin embargo, la historia de Hugo no es la historia de su enfermedad. Al contrario, es el relato de una persona que ama profundamente el periodismo y que cada día arrincona más al cáncer con su tesón y, siempre, una gran sonrisa.

Los inicios

Hugo Ortuño llegó al fotoperiodismo por casualidad. “Mi aspiración inicial era dedicarme a la publicidad y a las relaciones públicas, pero en el servicio social de la Facultad de Ciencias de la Información me dieron la oportunidad de colaborar en la parte de fotografía en una publicación institucional”, explica. A ese primer proyecto le siguió otro de más calado y seis meses antes de terminar su licenciatura ya colaboraba en una agencia gráfica. “Fue ahí donde cuando empecé a hacer fotoperiodismo, me di cuenta de que no sabía mucho y empecé a aprender del trabajo en la calle, directamente de mis colegas”.

Esos primeros años estuvieron marcados por una gran movilización social en Puebla, donde cubrió huelgas, manifestaciones o la elección a presidente municipal. Una época en la que obtuvo el reconocimiento de sus primeros jefes – José Castañares y Pablo Spencer – y que le dirigieron hacia la fotografía política. “Una de las ramas que me sigue apasionando”, reconoce.

Un periodismo, tres países

La ruta vital de Hugo continúa en Madrid. Con una beca de la Fundación Carolina accede al máster de EFE y de la Universidad Rey Juan Carlos, y vinculado a la agencia española pasa a redacción de Cono Sur. Un largo periplo en el que, pese a realizar la misma labor, reconoce diferencias.

“La fotografía de prensa es lo mismo aquí que en China, debe tener cumplir ciertas pautas informativas para que un lector se entere de forma contundente de lo que habla esa imagen – asegura Ortuño – pero sí hay diferencias en el enfoque o las facilidades para trabajar en uno u otro país”.

En México, por ejemplo, reconoce que el día a día es muy complicado, “con colegas que te quitan el sitio, es mucho de codazo, de apartarte la cámara, de gritar…”. De Uruguay destaca las facilidades para trabajar, de poder apostarse en cualquier lugar para tomar una imagen y la originalidad de sus colegas uruguayos para obtener fotos espectaculares “desde lugares que no imaginarías”.

La seguridad también supone una gran diferencia. Mientras que en España y Uruguay sólo hacía falta la acreditación de prensa para la cobertura de grandes actos – como la proclamación de Felipe VI o la despedida de Mujica -, en el país azteca “los escoltas de los políticos y la policía son bastante salvajes”.

Del fotoperiodismo español – uno de los más reconocidos… fuera de nuestras fronteras – sólo tiene buenas palabras. “He aprendido mucho de mis colegas, su fotografía es más de transmitir, de representar un momento específico como los movimientos sociales o un acto institucional. Me encanta esa forma de trabajar y esa peculiaridad del ojo español”, concluye.

Precariedad e influencia

El trabajo del periodista – y del fotoperiodista en particular – nunca ha sido fácil. Sin embargo, el desarrollo tecnológico ha conducido a los profesionales de la información gráfica a una situación muy particular: nunca ha habido tantas fotografías y tantos profesionales buenos, pero nunca ha habido tanta precariedad en el oficio y falta de respeto a su trabajo.

Ortuño destaca que con las nuevas tecnologías las redacciones pueden haber perdido la batalla de la inmediatez, ya que un ciudadano que se encuentre en el momento adecuado puede sacar su móvil y captar la acción. Sin embargo, defiende que el reportero tiene la responsabilidad con la ciudadanía y consigo mismo “de decir yo estuve allí, soy un profesional, quiero transmitir lo que ha sucedido y no ser un mero aprieta botones”.

“Somos seres muy visuales – continúa – y los lectores al final se van a quedar con una imagen icónica”, como el cartel de Not Afraid tras los atentados de París o la foto de Ailan, el niño sirio que apareció ahogado en las playas de Turquía. Imágenes muy potentes que, más allá del impacto inicial, en algunos casos no se traducen en acciones de la sociedad civil. ¿Acaso han perdido los medios su capacidad de influencia?

Hugo Ortuño cree que no, aunque considera que el público ha cambiado porque “ahora quiere ser parte de la historia y darle el seguimiento de la manera que él cree adecuada”. Eso a veces choca con el trabajo de los profesionales y ahonda en el debate sobre la objetividad. Él lo tiene claro “Desde el momento en el que uno llega a una cobertura y te colocas a un lado u otro, ya es un sesgo. Yo creo que la objetividad no existe en el fotoperiodismo, lo que sí existe es la responsabilidad de informar de la manera que vemos las cosas”, afirma.

Solidaridad en red

En este debate informativo las redes sociales ocupan un espacio privilegiado y Hugo Ortuño conoce su impacto de primera mano. No sólo porque publique los enlaces de sus trabajos para la agencia EFE y la EPA (European Press Association), sino porque lo ha convertido en una herramienta más para vencer a su enfermedad.

“Lo que he encontrado en las redes sociales es una válvula de escape, para desahogarme y exteriorizar lo que a veces no puedo. A lo largo de mi enfermedad, ha habido momentos que he utilizado [las redes sociales] para hacer reflexionar a la gente sobre lo mortal que es el cáncer o sentirme más acogido; pero también para enseñar a la gente que no se compadezcan de nosotros, que nos traten como uno más”, explica.

La reacción a sus testimonios no ha podido ser más positiva. 109 fotógrafos, entre ellos el Premio Nacional de Fotografía Pedro Armestre, colaboraron a finales de marzo en una expoventa solidaria para pagar su tratamiento, los jugadores del Real Madrid firmaron un balón de fútbol para subastarlo y el colofón ha sido la presentación de su calendario la semana pasada.

En toda la conversación sólo una vez se le nubla la sonrisa, cuando habla del cáncer infantil. “La enfermedad te enseña muchas cosas. Te das cuenta de realidades que ignorabas, de cómo quieres que te traten como paciente, pero como adulto eres consciente. Luego piensas que hay niños de menos de 4, 5 o 10 años que pasan por todo esto sin tener noción de muchas cosas y debe ser terrible”.

Pasan 45 minutos y la entrevista termina. Sólo una pregunta más: “Hugo, ¿cuándo vuelves?”.

Anuncios

Un comentario en “Hugo Ortuño: la sonrisa frente a la enfermedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s