Óscar Herrero: “La inteligencia emocional dotaría a los profesionales no solo de aptitud, también de actitud”


Texto: Jorge Francés / @jorgefrances

img_3554Los periodistas debemos asomarnos a “La Ventana Interior” para poder explicar mejor lo que sucede a nuestro alrededor. Es la sugerente propuesta y casi un desafío que realiza el periodista Óscar Herrero Conde tras cinco años de investigación y estudio sobre cómo aplicar la inteligencia emocional al periodismo. El profesional de Televisión Española en Castilla y León quedó seducido por las oportunidades que abre este campo de la psicología tras escuchar una conferencia en Internet. La empatía, la motivación, el autoestima o la capacidad de liderazgo pueden mejorar mucho el trabajo diario de un periodista y transformar la forma de enfrentarse a la realidad profesional.

El libro “La Ventana Interior. Inteligencia Emocional aplicada al periodismo” de la editorial Fragua es un trabajo pionero que en unos pocos meses se ha convertido en bibliografía de varias universidades españolas. Se presentó el lunes 3 de octubre en la Librería Oletum de Valladolid. Un acto en el que junto al autor participó la Presidenta de FAPE, Elsa González, y el consultor en comunicación Arturo Merayo que reivincó la necesidad de asignaturas de inteligencia emocional en todas las facultades de periodismo para enseñar a los futuros profesionales una competencias imprescindibles para un buen comunicador. Hemos charlado con Óscar Herrero para conocer algo más de este libro y su aplicación en el día a día del periodismo.

 Jorge Francés. ¿Cuál es el gran objetivo de “La Ventana Interior”?

Óscar Herrero. En el libro propongo un modelo basado en veinte competencias emocionales que nos ayudan a acercarnos a la excelencia profesional. Ése es el objetivo primordial: sacar lo mejor de nosotros mismos como periodistas y que eso se note en nuestro trabajo.

J.F. El periodismo siempre mira hacia el exterior, ¿por qué este viaje al interior del periodista y su relación con todo lo que le rodea?

O.H. Porque es esencial. Vivimos en un mundo de estímulos constantes, todo funciona golpe de “clic” y se resuelve en unos pocos segundos. En una profesión como la nuestra es imprescindible mirar hacia adentro con regularidad y poner en orden todo lo que entra. Hace falta observar, reflexionar con espíritu crítico y, después sí, actuar. Es la fórmula con la que el periodismo alcanza realmente el virtuosismo.

J.F. ¿Mejoraría el periodismo con más formación en inteligencia emocional, por ejemplo, desde las universidades?

O.H. Estoy convencido de que sí, porque dotaría a los profesionales no solo de aptitud sino, también, de actitud. La Inteligencia Emocional nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros mismos, impulsa nuestra implicación con la empresa en la que trabajamos, facilita la creación de equipos de trabajo eficientes y nos lleva a cuidar cada detalle de la información que ofrecemos a la audiencia. Esas variables son tan importantes, o más, que los conocimientos puramente teóricos.

Si un profesional saca lo mejor de sus capacidades, optimiza los recursos que la empresa pone a su disposición, coopera con sus compañeros para formar un equipo fuerte y cuida al máximo el producto que ofrece a su audiencia, está haciendo mucho por la profesión, por la sociedad y por sí mismo.

J.F. ¿Qué habilidad emocional es la que ha detectado que más falta en los profesionales a la hora de afrontar su trabajo?

O.H. Yo diría que, como colectivo, carecemos, sobre todo, de las competencias emocionales que enmarco dentro de los principios íntimos: autoestima, optimismo, motivación, creatividad y constancia. Son cualidades que todo periodista debería proyectar hacia sí mismo porque, si se hace bien, nos ayudan a enfrentarnos al día a día con todas las garantías. Pese a las dificultades actuales, ésta es una profesión para disfrutar de ella. Deberíamos repetirnos eso todos los días.

img_20161003_191153

De izquierda a derecha. Óscar Herrero, Elsa González y Arturo Merayo en la presentación de “La Ventana Interior” en la Librería Oletum de Valladolid.

J.F. Inteligencia emocional para aplicar en el trabajo diario del periodista. ¿Es esencial para poder acercarse mejor a los ciudadanos, por ejemplo, en una entrevista o a la hora de tratar un tema complicado?

O.H. Claro. En el fondo, acercarte a las emociones de los demás es una manera de desarrollar la empatía. Si entiendes lo que siente la persona que tienes delante y eres capaz de sentir esas emociones como propias estás en disposición de ponerte en su lugar y transmitir fielmente lo que quiere contar.

J.F. También habla de técnicas y habilidades para el trabajo en equipo, algo esencial en el periodismo. ¿Cómo puede funcionar mejor una redacción reflexionando sobre conceptos como la empatía o el liderazgo?

O.H. La base de todo es el respeto. Es la piedra angular de la relación entre personas. Entre otras cosas, eso conlleva valorar el esfuerzo y el trabajo ajenos tanto como valoramos los propios. A partir de ahí, podemos empezar a construir pisos más altos. La adaptación a un grupo, la comunicación entre sus miembros, la empatía recíproca y la cooperación conducen a obtener unos resultados excelentes.

J.F. La crisis ha provocado que muchos periodistas vivan la profesión con mucha desilusión, desesperanza e incluso pesimismo. ¿Qué consejo les daría?

O.H. Que traten de resistir y que lo hagan sin rebajar la calidad a su trabajo, por respeto a la audiencia y, también, a sí mismos. El año pasado, uno de los Premios Pulitzer fue para Rob Kuznia, un periodista que acababa de dejar la profesión porque el sueldo no le llegaba para pagar el alquiler. Decidió abandonar porque las condiciones laborales que padecía eran muy precarias pero, incluso así, entendió que su trabajo debía ser impecable hasta el último día. De no haber sido así, no hubiera ganado el Pulitzer. Hoy, Rob Kuznia colabora con uno de los diarios más prestigiosos del mundo, el Washington Post.

J.F. ¿Qué relación ha encontrado entre aplicar la inteligencia emocional y que mejore la calidad de los contenidos periodísticos en los que se trabaja?

O.H. Esa relación es indudable. La empatía nos lleva a averiguar qué temas interesan a los demás; la integridad nos ayuda a ser más rigurosos; la ciudadanía nos acerca a los problemas con relevancia social; el perfeccionismo hace que retoquemos todos los aspectos mejorables de una información antes de publicarla…

J.F. Supongo que según ha ido aprendiendo durante estos cinco años habrá ido incorporando todas esas competencias a su trabajo diario.  ¿Cómo ha experimentado y valora esa evolución? 

portada-la-ventana-interior

O.H. En mi opinión, el elemento clave es la reflexión. Sólo cuando dedicas tiempo a pensar sobre algo encuentras fórmulas para mejorarlo. Y, entonces, te das cuenta de que merece la pena. Llega un momento en el que te esfuerzas, no por obligación, sino por el placer de hacer las cosas bien. Es algo parecido a lo que Mihaly Csikszentmihalyi denomina fluir. Cuando te acostumbras a enfocar las cosas así, todo empieza a surgir de manera natural y se convierte en un proceso casi mágico.

J.F. Entonces, ¿podríamos concluir asegurando que una pequeña parte para ayudar a mejorar el periodismo actual está en la forma individual afrontar cada día la profesión, está en que sepamos utilizar la inteligencia emocional en nuestro trabajo?

O.H. Seguro que sí. Si un profesional saca lo mejor de sus capacidades, optimiza los recursos que la empresa pone a su disposición, coopera con sus compañeros para formar un equipo fuerte y cuida al máximo el producto que ofrece a su audiencia, está haciendo mucho por la profesión, por la sociedad y por sí mismo. Lo importante es hacerlo, hoy, lo mejor posible. Y, mañana, tratar de repetirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s