Jorge Francés: ‘El futuro de la APV es responsabilidad de todos, el asociado debe implicarse más”


 

Texto: El Tintero / Fotos: Fernando Sanz.

recortejorge

En El Tintero terminamos nuestra ronda de entrevistas a los presidentes de la APV de las últimas dos décadas conociendo el balance que Jorge Francés hace de su etapa. Este periodista nacido en Salamanca pero que ha desarrollado toda su trayectoria profesional en Valladolid deja el 23 de mayo la presidencia de la APV tras cuatro años intensos para la asociación. Jorge Francés es Licenciado en Periodismo por la Universidad SEK y Especialista Universitario en Protocolo por la UNED. Trabaja como editor de fin de semana de los informativos de Castilla y León Televisión y es profesor de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Su trayectoria profesional está muy ligada a la televisiones locales y autonómicas de la comunidad. Comenzó en 2002 en Televisión Castilla y León donde presentó y editó diversos formatos informativos hasta 2007. Durante un año fue director de comunicación de Commoziona, un grupo dedicado a la asesoría de comunicación y organización de eventos. En 2009 volvió a la televisión para incorporarse al equipo de Castilla y León Televisión. Ha compaginado esta labor con colaboraciones en todo tipo de medios. Actualmente es columnista de la web El Reverso.

Jorge Francés ha estado al frente de la APV desde el 31 de mayo de 2012 y terminará su etapa este 23 mayo, tras anunciar que no se presentará a la reelección encabezando ninguna candidatura. Repasamos estos últimos cuatro años charlando con él.

El Tintero- ¿Cómo fue tu llegada a la presidencia de la APV? ¿Quién fue tu equipo? ¿Cuáles fueron los objetivos que os proponíais y qué dificultades tuvisteis que afrontar?

Jorge Francés. Todo sucedió en unas semanas, y no fue nada que hubiéramos planificado, ni siquiera me ha había planteado jamás intentar presidir la APV. Alrededor de un mes antes de la convocatoria de las elecciones de 2012 surgió un movimiento entre los asociados de descontento con la labor que estaba realizando la Junta Directiva anterior. Primero fue solo eso, descontento, pero poco a poco se fue traduciendo en las ganas de intentar cambiar el rumbo que estaba siguiendo la APV. Celebramos unas cuantas reuniones informales entre los asociados que nos interesamos por dar un paso al frente en ese cambio y decidimos presentar una candidatura. La encabecé yo como podía haberla encabezado otro compañero, era y ha sido siempre un trabajo en equipo. La candidatura la formamos por esa necesidad de cambiar las cosas, así que se sumó todo el que quiso. Esto dio como resultado un equipo muy variado en el que incluso había gente que no nos conocíamos de antes. Podría haber salido muy mal, pero la verdad es que el resultado ha sido bueno. Ganamos de forma clara aquellas elecciones y desde entonces hemos trabajado mucho, nos hemos conocido y hemos sabido sacar adelante este colectivo con un rumbo muy distinto. Quiero agradecer el trabajo de todos los que han pasado por esta Junta Directiva aportando mucho en cada momento, sin cada uno de ellos habría sido imposible llegar hasta aquí.

Los principales objetivos estaban claros. Modernizar la asociación, reconciliar la APV con la mayoría de periodistas de todas las generaciones y volverla a hacer visible en la vida social de Valladolid. Queríamos una APV que estuviera presente, que alzara la voz cuando hubiera que alzarla y que ofreciera actividades y proyectos tanto al periodismo como a la sociedad vallisoletana.

Las dificultades en este tipo de colectivos siempre son las mismas. La esencial es conseguir que la gente se implique en los proyectos. No es fácil que con la vida y horarios que llevamos los periodistas también podamos sacar tiempo para dedicarlo de forma voluntaria y desinteresada a la asociación. Esto limita mucho la capacidad de hacer cosas. Muchas veces que sientes muy solo, muy poco arropado por el resto de asociados, como si estuvieras gritando con un megáfono en el desierto.

La segunda gran dificultad es a la vez la gran virtud de un colectivo como el nuestro. La APV representa a los profesionales de forma individual, no a los medios ni a las empresas. Esto te da la fuerza de ser la voz real de la profesión, pero también limita mucho la capacidad de influencia. Las empresas y las instituciones escuchan nuestras demandas, pero no suelen hacer nada por hacerlas realidad. Somos un “pepito grillo” imprescindible, pero la capacidad de influencia real es muy limitada.

E.T.- ¿Cuáles crees que han sido los principales logros de esta etapa?

J.F. – Creo que hemos cumplido razonablemente en todo lo que nos comprometimos con los asociados hace 4 años. Siempre se pueden hacer más cosas, hacerlas de otra manera y seguro que nos hemos equivocado muchas veces. Pero es inevitable, lo importante es aprender de los errores.

Considero que hemos conseguido una APV mucho más visible en la sociedad de Valladolid. Nos tienen en cuenta a la hora de organizar casi todo lo que suena a periodismo en la provincia. Nos dejan espacio para contar qué es el periodismo y cómo trabajamos. Hemos colaborado con muchos colectivos para interesarnos por la visión que tienen de nosotros y así mejorar la calidad de nuestro trabajo. En segundo lugar, creo que estos 4 años la APV ha estado mucho más vigilante ante lo que ha ido sucediendo en el periodismo de Valladolid, y no ha sido una etapa fácil. Hemos intentado tener una posición firme y coherente en defensa de un periodismo digno, de calidad, profesional y ético. Hemos alzado la voz en todas las ocasiones que consideramos se atacaba al periodismo, que no han sido pocas. Y hemos sido un altavoz en todos los conflictos laborales que han surgido, teniendo en cuenta que no somos un sindicato.

En cuanto a los servicios a los socios, en estos 4 años hemos recuperado la sede como lugar de encuentro y de trabajo para nuestro colectivo. Hemos desarrollado y colaborado en decenas de actividades formativas, y hemos creado una Bolsa de Empleo propia y realizado el primer análisis sobre la evolución del sector en la provincia.

Por último, por no alargarme demasiado, hemos consolidado los proyectos de referencia para nuestro colectivo como el Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes que pasó un momento duro al retirarse Caja España del patrocinio. Y creado proyectos nuevos como esta publicación, el Congreso de Columnismo, el Banco de Historias o las Aulas de Periodismo. Ha sido un periodo muy intenso, donde nos hemos esforzado por un contacto estrecho y directo con las dos universidades en las que se cursa periodismo en Valladolid y sus alumnos. Nos hemos esforzado mucho en aportar nuestro granito de arena para mejorar también la formación de las nuevas generaciones de periodistas.

E.T. ¿Ha crecido el número de asociados de la APV en este tiempo? ¿Apoyan los periodistas las asociaciones de prensa?

J.F. En estos cuatro años no hemos dejado de crecer. Uno de los problemas que nos encontramos al llegar es que la anterior Junta Directiva no tenía actualizados los listados de asociados. Había bastantes profesionales que habían solicitado la baja y no estaba recogida en esos listados. Cuando lo pusimos todo en orden, la APV estaría en 150 asociados. Ahora somos 205, con un crecimiento lento pero sostenido de nuevos titulados que se unen a la profesión y al colectivo, lo cual es muy importante.

En cuanto al apoyo por parte de los periodistas a las asociaciones de la prensa pues la verdad es que es menor del que a mí me gustaría. No somos una profesión de gremio, normalmente cada uno hace la guerra por su cuenta y no está interesado en una lucha conjunta. Yo creo que es un error, que juntos nos iría mejor, pero es una opinión personal. Como decía antes, en muchas ocasiones nos hemos sentido muy poco respaldados por el resto de la profesión. Eso no quita para que en estos años de crisis haya crecido el interés por el papel que pueden tener las asociaciones de la prensa en la defensa de la profesión. Hay un grupo, pequeño pero lo hay, de asociados activos y participativos, lo que es muy de agradecer.

No somos una profesión de gremio, normalmente cada uno hace la guerra por su cuenta y no está interesado en una lucha conjunta. Yo creo que es un error, que juntos nos iría mejor, pero es una opinión personal. Como decía antes, en muchas ocasiones nos hemos sentido muy poco respaldados por el resto de la profesión.

 

E.T.- La APV afronta un nuevo relevo en su organización ¿Cómo ves su futuro? ¿Va a continuar tu trabajo en la Asociación?

J.F. Deseo que sea un relevo tranquilo y que suponga un nuevo impulso para la APV. Considero que en este tipo de colectivos es muy bueno que haya relevo en su dirección a menudo. Lo componemos profesionales, todos estamos al mismo nivel y tenemos el mismo valor en la asociación. Si es así, considero que todos los asociados deberían implicarse más en el funcionamiento y la gestión del colectivo, participando en algún momento como miembros de las Juntas Directivas. Todos los asociados deberían asumir que en algún momento tendrán que dar un paso adelante durante un periodo para ayudar al colectivo si queremos que se mantenga la actividad. El futuro de la APV es responsabilidad de todos, el asociado debe implicarse más. Dedicar unos años y después dejar que vengan otros, pero aportar su visión, su experiencia y su grano de arena para seguir creciendo y defendiendo el periodismo.

En mi caso personal, mi compromiso en esta primera línea de fuego era de cuatro años y lo he cumplido. Considero que debo dejar paso a otros, que vengan con un nuevo impulso y nuevas ideas. Yo voy a seguir ayudando en lo que me necesiten, pero ya desde una segunda línea. Estaré disponible siempre para colaborar en lo que la próxima Junta Directiva considere interesante.

E.T.- Haznos una valoración de la labor realizada en estos cuatro años ¿Alguna anécdota o algún momento especial tanto bueno como malo con el que te quedes?

J.F.– He aprendido mucho, esa es mi principal valoración de esta etapa. He aprendido mucho sobre la profesión, sobre cómo funcionan este tipo de colectivos, sobre los problemas de los periodistas y sobre cómo trabajar en equipo. Creo que hemos aportado mucho, que hemos conseguido algunos logros importantes para la profesión en Valladolid.

El peor momento fueron sin duda los primeros meses. Nos encontramos una APV que poco tenía que ver con lo que nos había contado el anterior presidente. Había deudas que rondaban los 6.000 euros, la mayor parte por discrepancias con FAPE en facturas de la organización en Valladolid de su Asamblea General ese 2012. Esto nos colocó en una situación muy complicada, con un estrecho margen de maniobra, y tuvimos que negociar con FAPE un plan de pagos de esas deudas para poder mantener nuestro voto en la federación y que nuestros asociados siguieran pudiendo acceder a los servicios nacionales. Fue complejo, pero logramos sacarlo adelante y desde entonces nuestra obsesión ha sido no tener ninguna deuda. Lo hemos conseguido, incluso hemos aumentado el dinero ahorrado en las cuentas para poder afrontar cualquier incidencia.

El mejor momento ha sido quizá el 20 aniversario del Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes, que también pasó por un momento crítico al retirarse Caja España como patrocinador principal y que gracias a La Caixa y a sumar nuevos organizadores como la Fundación Miguel Delibes finalmente logró una etapa de resurgimiento. La APV y Valladolid no puede permitirse perder un galardón así, con un palmarés tan relevante y con un objetivo tan importante como es defender y mejorar el uso de nuestra materia prima, la lengua española. También destacaría los empleos que hemos facilitado a través de nuestra Bolsa de Empleo. No han sido muchos, pero los ha habido, y es gratificante que haya asociados que hayan podido tener un trabajo a través de nosotros.

Hay tal avalancha de información que el periodista sigue siendo tan esencial o más que antes. Hay mucha información pero falta contexto, trabajo de verificación, que se hagan ciertas preguntas, que se controle a los poderes… y eso solo lo pueden hacer los periodistas.

 

E.T.- ¿Cómo ves el actual momento del periodismo? ¿A qué retos se enfrenta la profesión?

J.F.- Soy optimista con el futuro del periodismo. Cada día es más necesario que el anterior un periodismo fuerte y libre. La sociedad necesita que seamos el filtro creíble y autorizado que le cuente lo que sucede a su alrededor con garantías. Hay tal avalancha de información que el periodista sigue siendo tan esencial o más que antes. Hay mucha información pero falta contexto, trabajo de verificación, que se hagan ciertas preguntas, que se controle a los poderes… y eso solo lo pueden hacer los periodistas.

Lo que veo más oscuro es el horizonte laboral. La precariedad se ha instalado en los medios y en las empresas periodísticas. No vemos la posibilidad de luchar con fuerza contra esas condiciones cada vez más precarias que restan independencia a los profesionales y crean mucha inseguridad. El periodismo es nuestra profesión, la mayoría la amamos porque es nuestra vocación, pero necesitamos poder realizar un proyecto de vida digno a través de ella. Eso cada vez está más complicado y no parece que vaya a cambiar. Un rayo de esperanza son los nuevos medios creados por periodistas que están revolucionando la forma de financiarse y mantenerse; pero todavía representan una parte muy pequeña del sector. Sin que las empresas de medios se den cuenta que mejorar las condiciones laborales del periodista supone mejorar la calidad de su producto no conseguiremos nada. Han apostado por volver a ser rentables a costa del periodista y de rebajar la calidad de lo que ofrecemos a los ciudadanos, yo creo que habría que optar por el camino contrario. Más periodismo, de calidad, digno y ético.

Foto_familia_Pepa_Fernández_s

Jorge Francés junto a parte de la Junta Directiva 2012-2016 y Pepa Fernández, XX Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s