Natacha Alfageme: “Siempre se me ha tratado igual que a mis compañeros y se me ha exigido lo mismo”


elTINTERO


image3Descubrió casi por casualidad su afición por el motor y hoy en día asegura estar viviendo un sueño. Natacha Alfageme es redactora de MotoGP en Movistar+, le apasiona el mundo del motor y el periodismo. elTINTERO charla con ella de motos, vocaciones y trabajo duro. 

elTINTERO.- ¿Cuántas veces le han preguntado qué hace una mujer en un mundo de hombres como el de las motos?

Natacha Alfageme.- Al principio, cuando decidí enfocar mi carrera como periodista hacia el ámbito del motor, me lo preguntaban mucho. Ahora, por suerte, somos muchas mujeres las que formamos parte de este mundillo con olor a gasolina. Cuando paseas por el Paddock, te cruzas con muchas mujeres que se dedican a esto de una forma u otra: periodistas, responsables de Prensa, de Comunicación, pilotos… Afortunadamente es algo que se ha vuelto totalmente normal.

eT.-¿Alguna vez ha condicionado su trabajo?

N.A.- Nunca. Es cierto que éste es aún un ámbito en el que hay muchos más hombres que mujeres pero nunca ello ha condicionado mi trabajo. Ahora no es como hace unos años, actualmente hay mucha igualdad. Somos muchas mujeres las que nos dedicamos al periodismo deportivo, muchas las que trabajamos en motor y por suerte, a día de hoy, nadie ha cuestionado nuestra profesionalidad en base al género. O al menos yo nunca lo he vivido. Creo que ya hemos pasado esa etapa de transición y ya no resulta extraño que a nosotras también nos gusten las motos o los coches. Es cierto que yo llevo poco tiempo ejerciendo como periodista de motor, unos cuatro años, pero nunca he desempeñado tal o cual puesto por el hecho de ser mujer. Se me ha tratado siempre igual que a mis compañeros y se me ha exigido la misma profesionalidad.

eT.-  ¿Es más complicado demostrar lo que vale por ser mujer?

N.A.- Creo que nosotras mismas vamos con esa idea preconcebida, nosotras pensamos que tal vez no se nos tome tan en serio por el hecho de ser mujeres, pero este mundillo está cambiando. Yo solo puedo hablar desde mi experiencia y nunca he sentido que tuviera que hacer un esfuerzo extra para demostrar que puedo llevar a cabo mi labor tan bien como un hombre. Al final, lo que te lleva a hacer un buen trabajo es la pasión que éste te haga sentir, las ganas de crecer profesionalmente, de aprender continuamente, de empaparte de todo este mundo y sentirte en él como en casa. Eso va con cada uno, independientemente de si eres hombre o mujer.

eT.- ¿Por qué terminó en el mundo de las motos?

N.A.- Siempre me ha gustado mucho MotoGP. Todo empezó porque tuve una compañera en el instituto que era una “loca” de Valentino Rossi y cada lunes me comentaba la carrera del fin de semana anterior. Al final, de tanto escuchar hablar de MotoGP, empecé a ver Grandes Premios y me enganché totalmente a esta competición. Me encanta. Cuando comencé a trabajar en el mundo del motor, lo hice en coches, en lo que llamamos Producto. Probaba modelos que salían al mercado y escribía mis experiencias. Pero lo que siempre me ha apasionado es la competición, ya sea de coches o de motos. He podido cumplir un sueño llegando a formar parte del equipo que cubre el Mundial de Motociclismo, pero aún quedan muchos más por cumplir más allá de las motos. Aunque reconozco que este deporte me hace vibrar como pocos.

eT.- ¿En qué consiste su trabajo en Movistar+?

N.A.- Soy una de las redactoras del equipo de MotoGP de Movistar+. Mi labor consiste en redactar vídeos, hacer reportajes, realizar entrevistas… Ya sea en la redacción de Barcelona o en circuito.

eT.- Cuando no la vemos a pie de pista… ¿dónde la encontramos?

N.A.- Cuando no estoy en circuito, estoy en Barcelona, donde tenemos la redacción el equipo de MotoGP. Allí preparamos los contenidos de cara al Gran Premio: ultimamos los detalles, preparamos los reportajes que se rodarán en circuito, los vídeos que se emitirán (sobre todo) en la previa, imágenes de los invitados que visitarán el plató de Movistar+… Desde Barcelona, intentamos adelantar todo lo posible el trabajo del fin de semana de Gran Premio.

Tuve suerte cuando me dieron la oportunidad de demostrar qué sabía hacer. A partir de ahí, ya no es suerte, es trabajo

image3 (1)eT.-  En un momento en que muchos periodistas tienen verdaderos problemas para trabajar en esta profesión, usted que asegura haber hecho de su pasión, su trabajo ¿Se siente una privilegiada?

N.A.- Sí, por supuesto. Es un privilegio poder dedicarme a lo que me gusta, así cuesta mucho menos ir a trabajar. Soy consciente de la situación en la que está el Periodismo, tengo muchos compañeros de Facultad o ex compañeros de trabajo que están en el paro y me da mucha rabia, muchos de ellos son tremendamente buenos y el mundo no lo sabe aún. Siempre me dicen que tengo mucha suerte por trabajar en lo que me gusta, pero creo que la suerte la tuve cuando me dieron la oportunidad de demostrar qué sabía hacer. A partir de ahí, ya no es suerte, es trabajo. El puesto hay que ganárselo a base de no bajar el listón, de intentar superarse, de aprender a diario. La clave es evolucionar, más rápido o más despacio, pero estar en continua evolución. Lo que muchos llaman suerte a veces depende de uno mismo.

eT.- Fue redactora de RTVCYL en la sección de deportes, ¿qué recuerdo guarda de aquella época? ¿Qué aprendió allí?

N.A.- Guardo un gran recuerdo de mi época en RTVCYL. Allí realicé mis primeras prácticas, descubrí lo que era ejercer como periodista y, sobre todo, me enamoré perdidamente de esta profesión y de este medio. Había escuchado muchas veces que la televisión es magia y en RTVCYL comprobé que eso es cierto. Hace poco coincidí con Manu Centeno y me hizo muchísima ilusión volverle a ver después de tantos años. Tengo muchísimo cariño a RTVCYL y a los compañeros que allí conocí. Fue una época preciosa en la que aprendí mucho e hice grandes amigos. Han pasado muchos años desde que fui becaria en RTVCYL pero a día de hoy, en parte, sigo sientiéndola mi casa. Nunca olvidaré que ellos me dieron la primera oportunidad y siempre les estaré muy agradecida.

eT.- Es muy activa en redes sociales, ¿qué aportan y qué restan a la labor del periodista?

N.A.- Creo que la parte positiva y la parte negativa de las redes sociales es la misma: no necesitas una plataforma, un medio, para poder informar. Cualquiera puede comunicar algo al mundo sin un medio que le dé un soporte, y esto puede ser muy positivo, o muy negativo, sobre todo para el Periodismo. Por otro lado, creo que las redes sociales son una herramienta muy interesante: te permiten interactuar con el público y al público, acceder a personajes inaccesibles. A mí me encantan, me parecen un invento maravilloso.

eT.- Si no fuera periodista,¿ qué otra cosa le hubiera gustado ser?

N.A.- He querido ser muchas cosas, sobre todo de pequeña, pero con la edad he afianzado la idea de que lo que me apasiona es el ámbito audiovisual. Me encanta el periodismo y, sinceramente, creo que ya no podría dedicarme a otra cosa. Pero es una pregunta que me he hecho varias veces. Cuando pasas una mala racha y te vienen todos los fantasmas, te paras a pensar si esto es realmente “lo tuyo” y a valorar alternativas. Siento adoración por esta profesión y creo que tomé una gran decisión apostando por ella cuando el panorama era tan desolador. Si no fuera periodista, supongo que seguiría vinculada a la televisión. Siempre me ha llamado mucho la atención el mundo de la realización y cada día me gusta más. Así que tiraría por el camino de la realización, sí.

image7eT.- Si tuviera a un puñado de alumnos de periodismo delante, ¿cuál sería su principal consejo?

N.A.- Que no tiren la toalla. Nunca. Si se esfuerzan, tarde o temprano les llegará una oportunidad. Tal y como está el Periodismo, es difícil mantener la motivación, pero hay que hacerlo. Si no, todo se hace muy cuesta arriba. Además, esta profesión es preciosa y el esfuerzo merece la pena cuando disfrutas del Periodismo y de la adrenalina que este te provoca. Aunque las cosas no vayan del todo bien, hay que seguir intentándolo, siempre.

eT.- ¿Dónde se ve dentro de 20 años?

N.A.- Los compañeros de la redacción siempre bromeamos con lo mismo: un día fundaré NatTV, un canal de televisión dedicado al motor (risas). Pero dudo que pueda cumplir ese sueño… (risas). No sé dónde me veo en 20 años. En esta profesión es todo tan cambiante… Pero espero seguir creciendo profesionalmente y llegar a hacerme un nombre en el mundo del motor. No sé en qué puesto, en qué medio, ni en qué año. Pero ese es el objetivo y trabajo cada día para conseguirlo. Cada decisión que tomo, la tomo en base a mejorar profesionalmente. He hecho algunos sacrificios a nivel personal que aún me pesan a día de hoy, pero espero que esos esfuerzos en el pasado merezcan la pena en el futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s