“No hay nada más silencioso que un estadio lleno y mudo”


TEXTO: Carlos Santamaría
IMAGEN: InformaUVa

Decenas de jóvenes estudiantes de Periodismo guardan cola para conseguir una foto y un autógrafo. El deseado no es un futbolista, pero llena estadios; no conduce un Ferrari, pero se mueve rápido por la carretera de la vida. Es Guillermo Galván, poeta, guitarrista y compositor del conocido grupo musical Vetusta Morla. Bético de nacimiento y madridista desde la adolescencia por aquello de llevar la contraria a un padre colchonero, Galván considera que el fútbol y la música son dos elementos que se retroalimentan y que de la misma manera que un músico tiene sus fans, el fútbol necesita animación para que los estadios no sean “un funeral”.

twCarlos Santamaría- ¿Qué semejanzas aprecia entre el fútbol y la música?
Guillermo Galván- La principal semejanza es que ambas son actividades que se comparten en sociedad, que sirven de punto de encuentro de mucha gente y generan ritos, costumbres y rutinas comunes y luego están otras características como el trabajo en equipo, la colectividad, el saber que las cosas se hacen entre todos, que aunque la música tenga que ver con la creación individual y particular, al final la puesta en común y la puesta en escena de esas creaciones no deja de ser trabajo en equipo, donde hay que saber cómo funciona el de al lado, compartir y pensar en colectivo.

C. S.- ¿Qué pasaría si en los estadios no se cantase?
G.G.- A veces asustan más los estadios llenos de gente y silenciosos que los estadios vacíos porque en un estadio vacío te puedes imaginar todos los gritos que se han producido, pero yo creo que no hay nada más silencioso que un estadio lleno y mudo.

C. S.- El pasado mes de noviembre Wembley cantó La Marsellesa, un ejemplo más de cómo la música puede unir dos naciones enemistadas históricamente.
G.G.- Está claro. El fútbol también se convierte en un foco mediático que en un momento determinado puede servir para mandar mensajes y en ese sentido se producen situaciones como las ocurridas hace semanas con los atentados de París, que yo creo que fue un gesto general y mundial más que un apoyo entre dos naciones.

DSCN2548

C. S.- Y hablando de himnos nacionales, ¿se atrevería Vetusta Morla a ponerle letra al nuestro?
G.G.- (Risas). No somos de hacer himnos. De hecho, hoy nos han preguntado si haríamos el himno a un equipo, pero considero que no somos el grupo adecuado para hacerlo. Un himno es un símbolo que representa a mucha gente y que está delante de muchas cosas. Entiendo que una canción no tiene que ver con eso, sino con una mirada subjetiva, con una reflexión y con algo que quieres transmitir. No me gustan demasiado los himnos porque son previsibles, encorsetan y cierran mucho el mensaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s