Cuando las palabras lastran


TEXTO: Fernando Sanz / @FernandoSanzMor
IMÁGENES: Red Acoge / @REDACOGE

acogeLas palabras en una redacción vuelan. Decenas de historias pasan cada día por delante de nuestras pantallas, presionadas por los sucesos de última hora y las imposibles agendas institucionales. Palabras que se amontonan y tienen que salir antes de un cierre siempre demasiado cercano. Palabras que, en ocasiones, no llegan bien a su destino o directamente se estrellan en tópicos y simplificaciones.

Este último caso es el de muchas informaciones sobre inmigración. Por ello, Red Acoge adelantó ayer en un aula-taller ante una treintena de alumnos de primero de Periodismo de la Universidad de Valladolid algunas conclusiones del tercer informe sobre Inmigracionalismo y en el que la APV volvió a estar presente.

De nuevo, las palabras. Inmigracionalismo es un neologismo acuñado por Red Acoge fruto de sumar los conceptos de sensacionalismo e inmigración. No aparece en ningún diccionario, pero de vez en cuando se pasea por las redacciones. Por ejemplo, cuando se incluye la nacionalidad sin motivo en la información de un crimen, cuando se dramatizan los hechos referidos a los inmigrantes, cuando no se contextualizan los datos, cuando se utiliza una única fuente aunque sea oficial o cuando se encajona la presencia de extranjeros – generalmente de países no occidentales – en la sección de sucesos.

“Nuestro objetivo no es eliminar la nacionalidad en los textos, sino que se cite cuando aporte información relevante”, explicó la periodista y técnico de comunicación de Red Acoge, Begoña Rodríguez. Rodríguez mostró a los estudiantes algunos de los 1.700 ejemplos de noticias de ámbito local, autonómico y nacional – los medios y sus autores no aparecen especificados – en los que asociaciones negativas pueden llegar a estigmatizar a un colectivo, así como los casos en los que una detallada descripción incrementa el valor del contenido periodístico.

Nuestro objetivo no es eliminar la nacionalidad en los textos, sino que se cite cuando aporte información relevante

No obstante, una palabra destaca sobre todas las demás: ilegal. “No existen personas ilegales, existen actividades ilegales”, recordó Rodríguez y enumeró algunos sustitutos que se pueden utilizar a la hora de redactar como ‘irregular’ o el más coloquial ‘sin papeles’. Recomendaciones que la federación de ONG ha recogido de libros de estilo de diversos medios y de documentos de organizaciones internacionales.

En definitiva, Inmigracionalismo 3 no sólo supone una herramienta útil para el día a día de las redacciones, sino que aporta elementos de reflexión y debate para mejorar la calidad del periodismo en el largo plazo y poder explicar, sin culpas ni exageraciones, la realidad de los millones de personas extranjeras que viven en España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s