Genuinamente, Aniano


elTINTERO

IMG-20151030-WA0001Ha sido un maestro para muchos periodistas que actualmente desempeñan su profesión en algún medio de comunicación en Castilla y León. Y eso se notaba en el ambiente que se respiraba en el Salón de Actos de la Cámara de Comercio, lugar escogido para la presentación del primer libro de Aniano Gago, “Prosas de Pan”. Muchos compañeros que han compartido horas de trabajo en distintas redacciones con Aniano Gago no quisieron perderse el acto que congregó a amigos, familiares y políticos. Y no defraudó. Aniano presentó con la sencillez y humildad que le caracterizan su recopilatorio de artículos publicados en alguna de las principales cabeceras de la región durante los últimos veinte años.

Son escritos con sabor a pueblo, que nos regresan a la tierra, a su Cañizo de Campos, en Zamora, de la que salió cuando era un niño y a la que ha regresado siempre que ha podido. Con un lenguaje claro, directo y sin artificios, (como nos enseñaron en la Facultad de Periodismo) Aniano nos habla del campo, del valor de la amistad, de la naturaleza y de las historias de guerra civil que se contaban al calor del brasero de las casas. Recuerdo especialmente una, la de su tío Aniceto, que publicó en el Norte de Casilla hace años, en la que Aniano relataba cómo el hermano de su madre se pasó encerrado 13 años tras los muros de su casa. Fue una historia que me impresionó sobretodo por la enseñanza del perdón para afrontar el futuro. Y es que, como describe en el prólogo su mujer y también periodista Carmen Domínguez, son “prosas del alma” que tocan las emociones más profundas.

Aniano Gago es un cronista de la vida rural, esa que abandonaron hace años muchos hombres y mujeres para asegurar a sus familias un futuro mejor y que ahora el escritor zamorano reivindica con sencillez y nobleza. Sus líneas recuerdan la escritura de Miguel Delibes, de la que se reconoce gran admirador, tanto en la temática como en la estética -austera y castellana-.

Según el diccionario “genuino” es un adjetivo que evoca “pureza” o autenticidad. No se me ocurre mejor título para hablar de un periodista que se cree su oficio y lo ejerce desde la mayor lealtad. Una lección para los que hoy luchamos por ejercer una profesión en pleno proceso de reinvención.

Dice Aniano que los amigos son como el otro ángel de la guarda. Con esa premisa hemos querido dedicar este espacio a algunos compañeros de profesión que bien le conocen.

Enhorabuena Aniano

ANA RUIZ ECHAURI

En “Artistas y vividores” escribe que la igualdad entre españoles, lo que nos hermana, es “disfrutar de la vida amargándosela a los demás. Y ejercer de cainitas”. Aniano ha de ser Abel en ese mundo de Caínes, en ese estigma que nos llega desde el paraíso perdido. Porque a todos ha hecho bien. A mí, la primera, sólo porque sé que cuando me dice “Ruiz”, me está diciendo que me quiere. A su manera, claro. A la manera cabal de la gente de bien.

ALBERTO CAGIGAS

Dscripción de Aniano según la RAE. ‘Aniano’. 1. Dícese del periodista veterano que ayuda a los novatos de los medios de comunicación. 2 Maestro de periodistas. 3 Dícese del periodista con memoria prodigiosa que conoce el origen de los acontecimientos con una perspectiva de varias décadas. 4 Enciclopedia periodística andante. 5 Dícese del periodista culto y leído, algo raro en la profesión. 6 Loc. verb. coloq. ‘Hacer un Aniano’, tocar las criadillas al poder mediante escritos.


MINO MORAL

Aniano en estado puro, Aniano en estado de gracia, el Aniano más cercano, más íntimo y personal. Ese es el Aniano que descubrimos en su último libro “Prosas de pan”. Es una recopilación de muchos de sus artículos y también algunos relatos. A través de su lectura vamos a conocer  mucho más de cerca el universo Aniano. Vamos a recorrer su campo, a volar a través de sus pájaros pero también encontramos lugar para denuncias históricas, despoblación, envejecimiento, viejas tradiciones a las que no somos capaces de desterrar…Un lujo, un placer degustar estas prosas y dejarnos llevar arrullados por las aguas del Duero. Da gusto leer a Aniano, nos introduce en sus artículos hasta hacérnoslos propios y para los que además podemos presumir de tenerlo entre nuestros amigos es un placer doble. Esperaremos con impaciencia nuevas prosas, nuevos artículos y, como no, nuevos abrazos. ¡Enhorabuena amigo!.

EDUARDO RODRÍGUEZ

Recuerdo perfectamente aquel día de hace 15 años en el que me encontré con él en la calle Santa Clara de Zamora y me miró con esa cara tan suya de quien te está hablando y al mismo tiempo tomando decisiones. En ese mismo momento, sin que yo lo sospechara, acababa de decidir que yo presentara un programa semanal en Televisión Castilla y León en lo que supuso mi primera experiencia ante la cámara. Lo mismo ocurrió bastantes años más tarde cuando un empresario de éxito como José Rolando Álvarez le pidió un nombre para dirigir la estrategia de Comunicación de Grupo Norte. Como ocurrió antes con muchos otros compañeros, Aniano marcó para siempre mi vida profesional en dos momentos especialmente relevantes de mi trayectoria. Pero, sin duda, el mayor premio es poder disfrutar de sus enseñanzas, de su visión de la vida, ligada indiscutiblemente al periodismo de oficio. Un periodista como él nunca se jubila, todo lo contrario, necesariamente debe estar ahí para las nuevas generaciones.

NIDOS Y AVUTARDAS’, EDUARDO GORDALIZA

IMG-20151030-WA0002Aniano, con ese nombre no podía venir de la nobleza. Aniano era de pueblo cuando nadie quería serlo, ese era el mérito. Ahora todos rebuscan cuatro o cinco generaciones para decir que sus ancestros eran labriegos, si tiran un poco más atrás emparentan con Miguelón , pero no es lo mismo. Aniano es de pueblo, pero culto, que es lo más incomoda a los urbanitas y puretas. Un inadaptado de la ciudad, aunque lleva viendo en ella toda la vida. La infancia en Cañizo le cundió más que las tres vueltas que López Alegría doy a la Tierra. Quien quiera comprobarlo sólo tiene que leer su libro “Prosas del Pan”, una recopilación de columnas por decenas de periódicos de diferente lugar y condición: da igual donde haya pastado … no hay manera de quitarle la palabra avutarda de la boca. Casi de psiquiatra debe ser lo de coleccionar nidos, aunque quienes le tratamos siempre supimos que no sobraba ninguno. Había que echarle muchos huevos de aguante al día y en algún sintió había que colocarlos.

Y si alguien es capaz de guardar en su despacho nidos de pájaros y pájaras… obligatoriamente tiene que tener sentido del humor, sino a ver como lo explica. Yo con Aniano me he reído mucho y ahora apenas lo hago. La calidad de vida se contabiliza en carcajadas y con Gago estaban aseguradas.

Aniano tuvo que ponerse delante un micro porque las lesiones no le respetaron, a pesar de ello calienta a diario como si fuese a salir a correr la banda. No salió en los cromos de Panini como jugador pero hubiese sido un buen entrador. Si no fuese por las gafas hasta le confunden con Del Bosque y comparte con éste su olfato de ojeador…. de periodistas, en este caso. Por Vázquez de Menchaca pasamos más plumillas que jugadores por La Masía culé. Y es de agradecerle que valorase más las cualidades que los parentescos. De lo contario los que no tenemos más patrimonio que nuestra profesionalidad hubiésemos vuelto al pueblo hace muchas sementeras. Gracias.

Dicen que cuando te haces mayor eres el calco de tus padres, pero yo pienso que somos la prolongación de las personas que hemos conocido en nuestra vida, sobre todo de las que nos enseñaron lo que sabemos. Quizá, y sólo quizá por eso, ya sólo pienso en jubilarme y en contratar un chófer que me lleve el coche hasta la bodega de mi pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s