Luis Miguel Pedrero: “La desaparición de la televisión tradicional dará paso a ver lo que quiero, cuando quiero y sin anuncios”


Texto e imagen: Rubén Blanco / @rbnarros

En 2014, los usuarios invertían sesenta minutos de su tiempo en ver, en la televisión, aquellos contenidos que, previamente, se habían descargado. Treinta y ocho minutos frente a la pantalla del ordenador; veintiocho, si lo hacían desde la tableta; dieciséis, con el teléfono móvil entre las manos. Una auténtica revolución del mercado audiovisual que el Seminario Internacional de Innovación Docente e Investigación en Comunicación (SIDIC), organizado por las doctoras y profesoras de Periodismo de la Universidad de Valladolid , Marta Redondo y Eva Campos, trató de explicar con la presencia de Luis Miguel Pedrero Esteban, el pasado 5 de junio, en la facultad de Filosofía y Letras. El catedrático de Estructura Audiovisual y profesor de la Universidad Pontificia de Salamanca desgranó las claves de la situación actual y hacia dónde se encamina su futuro en una conferencia titulada “Industria audiovisual y evolución del consumo mediático”.

En tan solo cinco años, la industria ha pasado de una televisión que ofrecía una programación lineal a hogares en los que el propio electrodoméstico ha desaparecido, donde los usuarios reciben los contenidos directamente desde Internet, el cable o la fibra óptica. La irrupción de nuevos operadores, como Netflix, permite consumir cuando se quiere y lo que se quiere, bajo demanda y sin anuncios. Las cadenas y productoras de televisión han comprendido que la competitividad hay que alcanzarla no en el soporte sino en el contenido. Desde la aparición de las redes sociales, en especial de Twitter, ver la televisión (desde el electrodoméstico o desde cualquier otro dispositivo) se ha enriquecido con la “segunda pantalla”. Vemos y, al tiempo, comentamos lo que se ve o buscamos más contenido a través de las aplicaciones creadas para tal fin. La televisión se “tabletiza”.

Ver la televisión se ha enriquecido con la “segunda pantalla”: vemos y, al tiempo, lo comentamos

Actualmente, la industria de la comunicación se ha introducido en unas sinergias diferentes. La relación entre creadores, agregadores, distribuidores y consumidores es más estrecha, estableciéndose un diálogo donde la opinión del usuario es tenida en cuenta no solo como receptor del producto final, sino como partícipe de la propia idea a desarrollar. Por tanto, una oferta adaptada a las exigencias de los usuarios que demandan un contenido multidimensional.

Pero no solo la televisión ha experimentado cambios en este último lustro. La radio también lucha por convertirse en un contenido más allá del sonido, aunque queda mucho por hacer. Las dificultades para adaptarse al entorno digital y la pérdida de su hegemonía en el coche, frente a los agregadores de música como Spotify, son algunos de sus problemas. Sin embargo, siguen apareciendo nuevas ideas para cubrir nichos de mercado hasta ahora vacíos, como la radio especializada para niños (Babyradio) o sumar a la oferta radiofónica la imagen, a través de los formatos “streaming”.

Nuevas pantallas, nuevos formatos y más contenido para compartir y comentar con conocidos o no tanto, que nos permitan vivir una experiencia individual como colectiva, como si se tratase del ágora griego. Porque cuanto más metidos en nuestras pantallas nos encontramos, sentimos más necesidad de estar acompañados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s