La política también se convierte en “favorito” y “me gusta”


Texto: PEDRO ALONSO LÓPEZ / @pedro_alonso7
Imagen: UEMC

18El politólogo Ismael Bosch, titulado en Dirección de Campañas Electorales analizó la importancia de las redes sociales a la hora de afrontar una campaña electoral, definiendo aquellas como “una parte más de la acción política” y sin las que “nadie entendería a los partidos políticos”. Según Bosch, estas herramientas “no sirven para ganar” por sí solas, pero “te pueden hundir” y aconsejó a los militantes y miembros de los partidos que permanezcan en ellas, “porque si se van es peor”, explicó. También reconoció que las redes sociales tienen “un gran peligro” porque “todos los políticos son capaces de meter la pata en ellas” y quiso dejar constancia que el hecho de que un miembro de un partido publique un comentario en Twitter, “por sí solo no es un error”, pero si no se cumple “se vuelve en tu contra”.

Bosch destacó como los factores con más influencia en el éxito de una campaña al marketing electoral que la formación presente, los debates en los que participe, el programa electoral y a las propias redes sociales, ya que el 52% de los españoles entre 18 y 56 años (potenciales votantes) utilizan Facebook los siete días a la semana y Twitter, cinco. Los partidos deben entender que lo que está detrás de ellos es “una marca”, señaló.  Por ello, los representantes políticos deben evitar “utilizar una jerga política en las redes sociales” puesto que el público objetivo no tiene por qué estar familiarizado con este lenguaje al cien por cien. Además, los propios partidos deben “aceptar las reglas del juego, dando a favoritos y me gusta”, comportarse “como cualquier otro usuario siendo sencillos, directos y entretenidos” y sobre todo “repitiendo el mensaje, pero sin que se note”.

Los partidos deben aceptar las reglas del juego, dando a favoritos y me gusta, comportarse como cualquier otro usuario

Facebook
Un total de 20 millones de españoles poseen cuenta en esta red social (51% mujeres y 49% hombres). Un partido político debe crear una “página no un perfil”, y cuenta con la ventaja de no estar limitado a 5.000 seguidores, como ocurre en el caso de los perfiles personales. Su ventaja estriba en el hecho de que puede ser administrada por varias personas, y debe lograr “un buen diseño, personalizado y que esté activado para que la gente pueda comentar”, indica Bosch.

13Twitter
Su aparición es más reciente que la de Facebook y se caracteriza por ser “más dinámico, ágil y libre”, define Ismael Bosch. Además, su requisito fundamental para lograr una comunicación política eficiente y eficaz pasa por “reiterar los mensajes” ya que sino “la gente no los verá”. Un partido debe comprender una máxima: “Lo que se sube a Twitter se queda en Twitter” y ser consecuente con ello. También tiene que buscar perfiles de políticos relevantes y responder a las menciones

Whatsapp
No menos importante que las dos anteriores. Whatsapp se presenta como “la apuesta electoral en 2015” afirma Bosch. Se trata de un activo “muy directo” que utiliza el 67% de usuarios y es “omnipresente”. Permite que “cualquier ciudadano pueda interlocutar con los candidatos”, algo impensable tiempos atrás. “Genera un vínculo de empatía y compatibilidad que logra movilizar muchos contactos”, concluye.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s