Evitar la oxidación


ADRIÁN LEAL MARTÍN/ @adrian_onlinews

Progreso entre engranajesFinalizar la carrera hace más de tres años y contar con poca experiencia después del viejo plan de estudios no abre muchas puertas. Sin prácticas facilitadas por la Universidad, ni por ningún organismo, echar currículums casi equivale a meter fichas a una chavala que nada más verte en la discoteca se aleja discretamente de ti.

Francamente, buscar trabajo es un trabajo. Entre todos los portales de empleo que hay, cada uno con sus campos obligatorios y recomendados a rellenar, se diluye el tiempo de mala manera. Digo de mala manera porque la respuesta más habitual para un currículo enviado consiste en ver la palabra ‘Recibido’ en la pantalla. El silencio es una negación a tu solicitud, pero hay respuestas más gentiles.

Desarrollas una ‘jornada laboral’ estresante, sin remuneración y, peor aún, sin ningún feedback positivo

A los portales les sumamos LinkedIn y Twitter y ya tenemos unos buenos campos de búsqueda de empleo. Creo que LinkedIn se está considerando como una seria opción y los múltiples portales de empleo deberían estar integrados en uno solo para facilitar la vida de los demandantes. Mientras tanto, con las cartas de presentación personalizadas (porque sabes que cualquier coach te recomienda adaptar tu presentación para el puesto ofertado) desarrollas una ‘jornada laboral’ estresante, sin remuneración y, peor aún, sin ningún feedback positivo.

¿Qué puede hacer el periodista que después de finalizar la carrera no encuentra trabajo en el surtido mundo de la comunicación? Aparte de echar currículum, que no estaría mal recibir alguna respuesta (incluso para un no), es muy importante no dejar que el engranaje mental se oxide.

¿Recordamos la pirámide invertida? ¿Los titulares con menos de doce palabras? ¿Procurar no meter más de cinco líneas por párrafo para la lectura online? Si la respuesta es un sí, tenemos algunas piezas clave intactas, pero sabemos que no es suficiente. Una de las cosas que aporta la labor en cualquier empresa es que se aprende más que en el plan académico.

No obstante, a falta de experiencia a sumar, una vez que quedas en el limbo de la búsqueda de empleo para una titulación superior, con el handicap de tener poca experiencia encima, hay que mantenerse activo de otras formas. Lo mejor es participar en blogs, estar al tanto de los cursos de comunicación que se puedan aprovechar y asistir a eventos actuales (locales o del ámbito que sean), siempre que se pueda. Estas últimas actividades son fundamentales para hacer que el título conseguido no sea un diploma que pierde peso con el tiempo. El tiempo inactivo es un gran lastre.

Frente a dos periodistas es más tentador el que está ‘más conectado’ que el otro

Frente a dos periodistas (uno recién salido del horno y el otro graduado hace años pero parado a todos los efectos) es más tentador el que está más conectado que el otro, aunque sobre el papel ambos sean licenciados/graduados. Aunque no soy una empresa ni hablo desde su punto de vista, sólo he encontrado beneficios en la reflexión proactiva que he compartido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s