“Los periodistas somos los historiadores del presente”


PEDRO ALONSO LÓPEZ/ @pedro_alonso7

olgaSu trayectoria la avala. Ha trabajado en Cuatro, CNN +, Cadena Ser y, actualmente, escribe y colabora para eldiario.es, la Marea y Tinta Libre. La periodista leonesa Olga Rodríguez, experta en información internacional, ofreció la semana pasada toda una masterclass de más de dos horas a los alumnos de Periodismo de Valladolid.

Bajo el título “Un periodismo al servicio de la ciudadanía”, Rodríguez abogó por un periodismo de calidad basado en una información rigurosa, verdadera y de responsabilidad social. Analizó la importancia de las redes sociales y los blogs, en lo que supone “una apuesta por otras vías que en los medios de comunicación no se puede”, justificó. Su debate se centró también en el complicado panorama que vive España con múltiples casos de corrupción, que “han condicionado y marcado la política”, explicó, y para la que recordó que los periodistas “somos los historiadores del presente”. 

También subrayó la decisión de muchos compañeros de profesión que “se han dejado querer” por el poder político y empresarial del país. “El periodismo ha sido cómplice de desmanes”, comentó, “y hay que recuperarlo”, añadió. Por ello, recordó que la información “es un servicio público” y un “derecho fundamental de las sociedades libres y democráticas”, puesto que si son mal informadas, “son fácilmente manipulables”, dijo. Analizó la situación real del mundo del periodismo en Occidente, exponiendo como clave “la entrada de los medios en Bolsa”, lo que marcó “un antes y un después”. “En el momento en que el poder financiero entra en juego, la falta de independencia se agrada”, refrendó.

La información es un servicio público y un derecho fundamental de las sociedades libres y democráticas; si están  mal informadas, son fácilmente manipulables

Aconsejó a las nuevas generaciones de periodistas “ser pesados y no comportarse como periodistas serviles”. Puso como ejemplo el tema de los desahucios: “En 2007 ya hablábamos de ello, pero no interesaban. Nuestra obligación es insistir y hacer atractiva la información hasta conseguir un espacio”. “Ahora vais a ser más libres a la hora de dar una noticia”, añadió. “Tenéis que ser objetivos y rigurosos. Ser neutral no existe en el periodismo. La realidad tiene un nombre y no hay que tener miedo a llamar a las cosas por su nombre”, argumentó.

“Atrevámonos a llamar a las cosas por su nombre, seamos valientes. Tenemos una responsabilidad social (los periodistas) y la obligación de pedir una información que no rinda pleitesía al poder y escarbe en la raíz de los problemas actuales”, animó. Y definió al periodista como aquella persona que “sabe vigilar al poder y difundir algo que no quieren que se sepa”.

Ser neutral no existe en el periodismo. La realidad tiene un nombre y no hay que tener miedo a llamar a las cosas por su nombre

Su gran conocimiento de la información internacional como enviada especial a zona de conflictos (corresponsal en las guerras de Afganistán, Líbano, Egipto y Libia), hace que sin duda pueda dar fe de cómo han afectado los recortes informativos a la hora de cubrir una noticia en el extranjero. “Se apuesta más por aparentar que por informar. Se dice que no hay dinero pero lo que no hay es voluntad en algunos medios por apostar por información de calidad”, apuntó como tesis.

olga2“A finales de los noventa, grandes medios internacionales cerraron sus corresponsalías. Se optó por freelance porque sale más barato, pero en muchos casos no aporta calidad informativa”, analizó Olga Rodríguez, al mismo tiempo que criticó la “falta de pluralidad”, puesto que únicamente dos agencias internacionales, Reuters y Associated Press, “son las que deciden de qué se habla”.

La situación informativa ha cambiado y buena prueba de ello son las nuevas apuestas periodísticas por medios alternativos que se basan en lo digital, algo que Rodríguez ve como “rentable”. “Antes solo podían tener medio de comunicación los que se endeudaban y tenían gran capital. En internet, ahora es gratis”, expuso. “Frente a los que están atados por los empresarios y bancos, hay otros que son posibles”.

Su conferencia se cerró con un recuerdo, la obligación de los informadores de “ir donde está la gente y formar parte de ella, no donde está el poder”. “Dar voz a la gente que no la tiene, defender los Derechos Humanos y mejorar el mundo”, puesto que “si estamos solo al servicio del poder, no ejercemos periodismo. Esta carrera es amar el oficio”, concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s