“Cubrí el accidente de tráfico de Golmayo; aún recuerdo los féretros en el campo de los Pajaritos”, Alexander Etxegibel Campos


20141002_185516

Haznos un breve resumen de tu currículum.

Tras realizar la carrera en la Universidad de Navarra me incorporé, en prácticas, en la Cope de Pamplona. De allí pasé como redactor y locutor a la Cope de Zamora, donde permanecí tres años en informativos. He trabajador igualmente como corresponsal de ABC y de la agencia de noticias ICAL. En 1996 comencé a trabajar en la agencia de noticias Europa Press, donde permanezco desde hace dieciocho años.

¿Qué noticia recuerdas de las primera que tuviste que cubrir?

En mis inicios como trabajador ya de Cope Zamora en 1989 me tocó cubrir la toma del Cuartel Viriato de Zamora por parte del entonces alcalde del PP, Antolín Martín, y de cientos de ciudadanos que deseaban convertir las viejas instalaciones militares en lo que hoy es un campus universitario. Lo ocurrido fue noticia de alcance nacional.

¿Cuáles han sido las más importantes en tu carrera?

Como noticias importantes recuerdo el trágico accidente de tráfico de Golmayo (Soria) ocurrido en 2000 y que se saldó con la muerte de un total de 28 personas, la mayoría niños de dos colegios catalanes. Me tocó cubrir el funeral en el Estadio de los Pajaritos, en Soria capital, y aún recuerdo los féretros de las víctimas en pleno campo de fútbol.

También recuerdo otro suceso ocurrido en junio de 1996 en la localidad leonesa de Herreros de Rueda, donde un perturbado armado con una escopeta la emprendió a tiros contra un grupo de gente durante la procesión del Corpus que discurría por las inmediaciones de su casa. Mató a tres vecinos y a un guardia civil, antes de que fuera abatido por compañeros de este último. Acudí ese mismo día hasta el escenario de los hechos desde Valladolid, jugándome el tipo en el coche para llegar a tiempo antes de que retiraran los cadáveres y tuve que volver al día siguiente para el funeral y entierro de las víctimas. Una odisea.

También cubrí todo el juicio por el ‘Caso Nevenka’ celebrado en el Tribunal Superior de Justicia, en Burgos capital, en el que ocupó el banquillo de los acusados el entonces alcalde de Ponferrada, Ismael Álvarez, quien finalmente fue condenado por acoso sexual sobre su entonces concejal Nevenka Fernández.

Recuerdo el ‘salto de la cabra’ de Manganeses de la Polvorosa; los vecinos se enfrentaron con la Guardia Civil y diversos periodistas resultaron heridos

Otro episodio que recuerdo el la cobertura del denominado ‘salto de la cabra’ de Manganeses de la Polvorosa,  precisamente el celebrado en 1992 cuando el espectáculo no pudo celebrarse y los vecinos del pueblo se enfrentaron a la Guardia Civil. Los incidentes fueron importantes y diversos periodistas resultaron heridos.

¿Nos puedes contar alguna anécdota? 

Como anécdota, recuerdo el funeral de un niño fallecido en las riadas de Biescas (1996) . Cubrí el sepelio desde la agencia y en la información reflejé que habían acudido los padres y que habían protagonizado escenas de profundo dolor, cuando los pobres seguían ingresados en un hospital en Zaragoza. Eso sí, la información quedó genial.

Otra anécdota, que sufrí en mis propias carnes, la viví en los 90 cuando trabajaba en la Cope de Zamora y acudí con una compañera a cubrir en Toro el festejo conocido como la ‘Fuente del Vino’, consistente en la instalación de una barrica de vino en mitad de una plaza de toros portátil. Consistía en que los participantes bajaban al coso provistos de recipientes–vasos, jarras y hasta orinales–con el fin de abrir la espita de la barrica y abastecerse de vino mientras te rondaba un novillo de unos 300 kilos. No había bebido pero, no sé aún por qué, me armé de valor y me tiré a la arena. Me acerqué a la barrica y a los veinte segundos fui arrollado por lo que entonces creí que era un autobús. Me aferré a sus cuernos y de no ser por los allí presentes, que le agarraron del rabo y me lo quitaron de encima, no estaría escribiendo estas líneas. Acabé en la enfermería lleno de hematomas por todo el cuerpo y, lo peor de todo, con una sensación de ridículo espantosa. Los moretones me duraron casi un mes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s