“La referencia del periodismo en Valladolid pasó por la Facultad”


Rubén Blanco / @rbnarros

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Con la publicación de las notas de las pruebas de acceso a la universidad (más conocidas como Selectividad) comienza un nuevo ciclo en la formación académica de los estudiantes que desean seguir aprendiendo. Con ellas en la mano, es el momento de formalizar la matrícula en aquella carrera con la que siempre has soñado o con la que crees que antes encontrarás un puesto de trabajo. Desde 2003, la Universidad de Valladolid (UVa) dispone del plan de estudios que permite llegar a ser periodista. Aunque su implantación no fue un camino fácil. Se tuvieron que salvar muchos escollos y una larga lista de vicisitudes, como nos cuenta su principal impulsor, Celso Almuiña (Chantada, Lugo, 1943), catedrático emérito de Historia Contemporánea de la UVa y Licenciado en Ciencias de la Información.

Rubén Blanco. ¿Cuándo surge la idea de establecer la licenciatura de Periodismo en Valladolid?

Celso Almuiña. A finales de los años ochenta, ya me rondaba en la cabeza esa idea. Castilla y León era la única comunidad autónoma que no disponía de esos estudios dentro de la universidad pública. A partir de los años noventa, intensifiqué los contactos con los medios de comunicación instalados en Valladolid: prensa, radio, televisión… Todos muy favorables a su implantación. Y dentro de la propia universidad, advirtiendo de la necesidad de esa carrera. Eran muchos los alumnos que se perdían puesto que marchaban a estudiar fuera. Y aún así, tuvieron que pasar diez años más para que fuese una realidad.

R.B.- ¿Qué era lo que frenaba su implantación?

C.A.- En un primer momento, desde la Junta de Castilla y León se alegaba que esos estudios podían cursarse en Salamanca, en la Universidad Pontificia. Por tanto, la oferta educativa estaba cubierta. Sin embargo, el carácter privado de dicha universidad impedía su acceso a un gran volumen de alumnos que no podían hacer frente al pago de la matrícula. En el año 2002, la Universidad Europea Miguel de Cervantes, también de carácter privado, abría sus puertas en Valladolid y ofertaba los estudios en Periodismo. Fue la gota que colmó el vaso. La indignación del equipo rectoral de la UVa obtuvo como premio la llegada de la licenciatura, tan solo un año después.

La indignación del equipo rectoral de la UVa con motivo de la llegada de la universidad privada obtuvo como premio la licenciatura, tan solo un año después

R.B.- ¿Cómo era el plan de estudios de Periodismo pensado para dar clase en la UVa?

C.A.- Diseñé un programa de estudios en el que conscientemente introduje muchas asignaturas de Historia, Economía, Geografía, Derecho… El objetivo consistía en amueblar la cabeza del alumno. Mi deformación como historiador quiso evitar que los futuros periodistas no elevasen a la categoría de noticia una mera anécdota. Para ello es necesario saber contextualizar cada uno de los hechos que aparecen ante nuestros ojos. Y eso solo se consigue acudiendo a los antecedentes desde los cuales, el periodista, podrá valorar o no su importancia. Además, en el primer borrador se incluía el estudio del inglés debido a la importancia que estaba adquiriendo el domino de los idiomas para los futuros egresados. Finalmente quedó como una optativa y también como la posibilidad de cursar esos estudios dentro de los créditos de libre configuración.

Respecto al estudio de las técnicas periodísticas, se introdujeron todas las materias que se cursaban en otras facultades de Ciencias de la Información, como la Universidad Complutense o la de Sevilla. Precisamente fue en esta primera en la que me aconsejaron que no me obsesionase con tener el último sistema informático para editar textos o el que más se pareciese al que utilizan los distintos medios de comunicación. Resultaba imposible adquirir todos los programas y además, cada empresa informativa los cambiaba a placer. Por lo que instalamos un aula informática con los programas básicos, que todos podrían utilizar tanto fuera como dentro de una redacción.

R.B.- Un plan de estudios que llegó hasta el Tribunal Supremo…

C.A.- La Universidad Complutense de Madrid recurrió nuestro plan de estudios ante este Tribunal porque consideraba que abría la posibilidad a que titulados de otras carreras pudiesen cursar Periodismo, con la convalidación de muchas asignaturas. En efecto, esa era una de nuestras ideas. Cualquier licenciado en otra especialidad podía, si así lo deseaba, estudiar Periodismo entrando directamente a 4º de carrera, y aprobando un “curso puente”, que constaba de tres asignaturas específicas. El periodista necesita personas formadas también en otras especialidades para aprovechar mejor sus recursos. Finalmente, el Tribunal Supremo nos dio la razón y corroboró que el plan de estudios era perfectamente legal.

Jesús María Sanz Serna, no quiso retrasar ni un año más la puesta en marcha de Periodismo aunque sí nos pidió que se hiciese con el menor gasto posible

R.B.- Salvados todos los escollos, en octubre de 2003 se ponía en funcionamiento la licenciatura de Periodismo en la UVa. ¿Cómo lo recuerda?

C.A.- Con nerviosismo. Durante el periodo de matriculación se registraron casi quinientas peticiones para un númerus clausus de cien plazas. Pero eso no es todo, porque Periodismo estaba presente en casi mil matrículas como segunda opción o siguientes. Y no queríamos morir de éxito. Por otro lado, si bien los estudios llegaron en 2003, su dotación económica no llegaría hasta 2006. El entonces rector, Jesús María Sanz Serna, no quiso retrasar ni un año más la puesta en marcha de Periodismo aunque sí nos pidió que se hiciese con el menor gasto posible hasta que el presupuesto se fuese incrementado. Pese a todo, conseguimos que la referencia del Periodismo en Valladolid estuviese dando clase en la Facultad. Profesionales con una dilatada trayectoria y un perfecto conocimiento de la práctica periodística, procedentes de todos los medios, ya fuesen escritos o audiovisuales.

R.B.- El 24 de mayo de 2008, el palacio de congresos Conde Ansúrez acogió a la primera promoción de licenciados en Periodismo por la UVa. No pudieron tener un padrino mejor, ¿no cree?

C.A.- He sido muy amigo de Miguel Delibes, al que conocí mientras realizaba mi tesis doctoral en El Norte de Castilla. Cuando le propuse ser el padrino de la primera promoción (2003-2008) no se lo pensó. Debido a su delicado estado de salud no pudo estar físicamente pero sí escribió una carta en la que avocaba a la credibilidad del periodista, en lo difícil de su consecución y en lo sencillo de su pérdida. Además, contamos con la presencia del que fuera presidente del Senado, Juan José Laborda, que impartió la lección magistral, centrada en la importancia del Periodismo en las sociedades modernas.

R.B.- Tras una década y siete promociones de periodistas licenciados por la UVa, ¿en qué punto se encuentran los estudios de Periodismo?

C.A.– Todos los estudios que nacen requieren de un tiempo para hacerse. Hemos asistido a un cambio no solo en el profesorado, ya que hay un elevado número de ellos que ya cuentan con su tesis doctoral, sino también en la forma de entender la universidad, debido a la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (Plan Bolonia). Un programa que cuenta con aspectos positivos (homologación de títulos) pero, también, con muchas sombras, como la excesiva burocratización o la pérdida del debate o la dialéctica a favor de la cultura audiovisual.

Anuncios

Un comentario en ““La referencia del periodismo en Valladolid pasó por la Facultad”

  1. Pingback: elTINTERO cumple un año con más de 24.000 visitas a sus páginas digitales | el TINTERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s