Del correcto titular


RUBÉN BLANCO / @rbnarros

Nadie ha dicho que titular sea una tarea fácil. Es más, resulta muy complicado resumir en unas pocas palabras la esencia de toda una notica, crónica o reportaje. Y sin embargo de su buen hacer depende el éxito de esa pieza informativa. Pese a que nos cueste reconocerlo, seguimos juzgando la información por su envoltorio. Si es atractivo, si tiene “gancho” como dicen muchos, nuestros ojos se detendrán en el cuerpo de la noticia y exprimirán todo su jugo. Por el contrario, si la persona encargada de resumir lo esencial en el lead falla, los lectores pasaran nuestra hoja como si de una página de publicidad se tratase.

Hay buenos titulares a diario. Por lo general, se alcanza el equilibrio entre continente y contenido. Pero, también, nos encontramos no solamente con malos titulares sino con verdaderos errores impresos a cinco columnas. Y para muestra nos hace falta que nuestra mente viaje mucho tiempo atrás.

Hace unas semanas las redes sociales se hicieron eco de un titular del diario deportivo Marca: “Amaral pide que el estadio sea una hoya a presión”. En primer lugar, es preciso dejar claro que Amaral es el apellido del entrenador de un equipo de fútbol y que nada tiene que ver con el grupo musical de origen aragonés. En segundo lugar, no hará falta recordar que la olla a presión debe ir sin “h”, pues de lo contrario estaríamos haciendo referencia a un agujero en el suelo. Poca defensa puede tener el fallo que pasó el filtro de varias personas que dieron su visto bueno a la publicación del titular, pero después se ha sabido que la premura azuzó tanto al periodista que escribió la noticia como a los encargados de su supervisión.

Error Marca

Hay más ejemplos en los que la prisa es un mal compañero de viaje. Aunque por suerte contamos con lectores atentos a cada posible fallo que se pueda cometer en este campo y, a través de internet y las redes sociales, se puede rectificar casi al instante. Como en este caso en el que el titular olvida escribir la “r” en triángulo por lo que la Fundación que lleva ese nombre no era tal. Pero se corrigió.

Error Triangulo

Claro que no todos los fallos tienen que ver con la ortografía o los signos de puntuación. Hay titulares en los que yerra el estilo o se echa en falta el uso del diccionario de sinónimos. ¿O acaso ustedes utilizarían el verbo “plantar” para hablar del estacionamiento de un vehículo?

Erro planta

Seguro que no. Pero, a pesar de la existencia de alternativas, no me gustaría estar en el pellejo de la persona que debe soportar sobre sus hombros la responsabilidad del éxito o fracaso de una noticia. O del escarnio público, si se tolera un error. Y es que, como bien dice nuestro refranero, doctores tiene la iglesia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s