“Si te gusta la literatura y lees, aprendes a escribir”


CARLOS SANTAMARÍA Y CARMEN DOMÍNGUEZ / @carmendoji
Fotografías: diariodeleon.es y elmundo.es

elmundo.es

“Una ‘irrésponsabilidad’ con tilde y acento”. No. No nos hemos confundido al poner tilde en esa “e”. Este fue el título con el que Joaquín Sánchez Torné (Madrid, 1964) decidió mostrar su candidatura al Miguel Delibes. Y lo logró gracias al infinito valor que le da al idioma. Considera la lectura una herramienta básica para no tener que volver a las aulas, algo que no duda en recomendar debido a los escasos esfuerzos que, a su juicio, se dedican para el cuidado de nuestra lengua.

elTINTERO.- ¿Por qué decidió presentarse al Premio Miguel Delibes?

Joaquín Sánchez Torné.- Le devuelvo la pregunta: ¿A qué periodista, que considere que es tremendamente importante escribir bien, no le gustaría tener un premio que lleve el nombre de Miguel Delibes? Ya dije en aquel momento que la nómina de profesionales que lo han logrado abruma y con el paso del tiempo se valora más.

elTINTERO.- ¿Cómo recuerda el día que se lo entregaron?

J.S.T.- Fue un día bonito, como es lógico. Por otro lado, se trata de un premio que conceden periodistas y hace especial ilusión que sean colegas los que te conceden un galardón de este tipo. Que te valoren en el trabajo aquellos que se dedican a lo mismo es importante. Y más si es tan subjetivo como es el periodismo.

elTINTERO.- ¿Qué destacó en su discurso nada más recibirlo?

J.S.T.- Recuerdo que pedí a las empresas periodísticas y las instituciones que hicieran posible que los periodistas pudieran dedicar esfuerzos a cuidar el lenguaje, el nuestro. Y eso sólo se consigue con inversión, con más profesionales y con menos carga de trabajo por cada profesional. Es lo más importante que tenemos y lo manejan cientos de millones de personas en el mundo.

Hay que quitarse el miedo a presentarse al Miguel Delibes, no se puede ser periodista si tienes miedo de lo que escribes

elTINTERO.- ¿Cree que el importante elenco de premiados hace que algunos periodistas les dé vértigo presentarse a este certamen?

J.S.T.– Es posible, pero yo recomiendo quitarse todos los miedos. No se puede ser periodista si tienes miedo de lo que escribes y cómo lo escribes.

elTINTERO.- ¿Qué destacaría de este Premio?

J.S.T.- Todo. No se puede destacar una sola cosa. Quizá que tiene un objetivo tan vital para nosotros como cuidar nuestra principal herramienta de trabajo. Ya hay mucha gente que se dedica a destrozarlo y el periodista está obligado a lo contrario.

elTINTERO.- Hace tres años recibió este galardón. ¿Qué le parece que se hayan cambiado las bases y que ahora puedan optar los trabajos publicados en radio, televisión e Internet?

J.S.T.- El idioma no es patrimonio de los periodistas de “papel”. Me parece perfecto, aunque complicado llevarlo a cabo. De todos modos, el idioma pasa primero por la lengua y luego por la pluma, si se permite el símil, así que era lógico.

 

torné

elTINTERO.- ¿Su interés por la literatura incide en la importancia que da al cuidado del lenguaje en su trabajo periodístico?

J.S.T.- Por supuesto. Creo que el periodista está obligado a contar las cosas con precisión y eso obliga a escribir bien. La literatura te ayuda porque si te gusta, lees y si lees, aprendes a escribir. Cuando lees mucho observas cómo en ocasiones se maltrata el idioma y luego te obligas a hacerlo mejor en cada historia que escribes.

elTINTERO.- ¿Cree que el cuidado del lenguaje ha pasado, en este panorama de crisis profesional, a ser una de las menores preocupaciones de los periodistas?

J.S.T.- Por desgracia sí. Algunos deberían volver a las aulas, pero no a las de la Facultad, sino más atrás.

Algunos deberían volver a las aulas, pero no a las de la Facultad, sino más atrás

elTINTERO.- Cada año que pasa, la situación del periodismo sigue empeorando. ¿Cuándo cree que variará esta tendencia?

J.S.T.- No creo que empeore. Cambia, pero eso no lo hace peor. El periodismo siempre ha sufrido mucho. Lo que hay que valorar es si nos hemos convertido en necesarios o sólo somos parte del paisaje. Los que se consideran esto último son los que contribuyen a nuestro descrédito. Los que creemos que la prensa es necesaria somos quienes la cuidamos. Lo malo es que siempre existirán los otros. Entretanto, hay que luchar para que los políticos, los periodistas y todos los que se ganan la vida con el idioma comiencen a verlo como su gran cómplice. Y por supuesto, no permitir que el moderno lenguaje de las redes sociales se imponga, porque sería como empezar a cavar nuestra tumba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s