Cuando solo algunos se van a negro


Carmen Domínguez / @carmendoji
Fotos: telecinco.es

telecinco.es

Canal Nou ha abierto un peligroso antecedente en la profesión. Se ha convertido en la primera televisión autonómica que se puede ir ‘a negro’. Tras veinticuatro años de emisión se ha anunciado el cierre de la Radio Televisión Valenciana (RTVVA), después de que se anulara el Expediente de Regulación de Empleo que ya llevó a más de un millar de trabajadores a la calle. Telemadrid ya ha puesto sus barbas a remojar.

Medios de comunicación, tertulias, denuncias y debates en las redes sociales se han ocupado de diseccionar la situación y analizar qué ha pasado con estos trascendentales instrumentos audiovisuales que nacieron con el objetivo de vertebrar territorios y afianzar identidades. Qué ha ocurrido para que, treinta años después de que apareciera por primera vez en pantalla una televisión autonómica, ETB en 1982, y cuando apenas han cumplido siete años las últimas, TV Asturias y TV Aragón, las teles autonómicas se asomen inexorablemente al abismo en estos momentos de asfixia financiera y de caída libre de las audiencias.

Tiempo habrá para el análisis profundo y el estudio de este tsunami que amenaza el futuro de tantos profesionales y de tantas empresas sometidos a los vaivenes de la grave crisis económica y del modelo de funcionamiento de los medios, también audiovisuales.

El cierre de cualquier medio de comunicación merma la democracia, el derecho a la información, a la libertad de expresión y a la pluralidad

De momento, de los múltiples diagnósticos que estos días nos inundan me quedo con algunos de los comentarios que circulan por esos impagables termómetros de la situación que son las redes sociales: “Carta de ajuste en RTVV: 1700 trabajadores a la calle. 0 responsables políticos” @IsaiasLafuente. “Canal Nou: un dirigente mediocre toma una decisión trascendente sin la mínima reflexión”@pperezf. “Cierre a la griega: la Generalitat liquida Canal 9 sin respetar los procedimientos legales” @Ruiz_Noticias. “Si una TV/radio pública pierde dinero es porque sus gestores y políticos responsables son unos inútiles. Que se vayan ellos” @alejandre_mario.

El cierre de cualquier medio de comunicación merma la democracia, el derecho a la información, a la libertad de expresión y a la pluralidad. Hace ya tiempo que los profesionales vienen dando la voz de alarma, pero creo que va siendo hora de que se recuerde a los políticos de turno que los medios no son sus órganos de propaganda, ni están al servicio de sus objetivos y que no los pueden ‘tirar’ cuando ya nos les sirven o se les convierten en ‘juguetes’ demasiado caros.

Debemos luchar con todas nuestras fuerzas para que las exigencias de austeridad, racionalidad e independencia sean una realidad en nuestro panorama audiovisual y se aplique de verdad a todos, también a los políticos, porque sino sólo se irá ‘a negro’ el pasado y el futuro profesional de los que un día creímos que desde la pequeña pantalla también se puede trabajar por el servicio al interés general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s