Del periodismo para el ciudadano al oficial. Concha Chamorro


ANA GARRIDO Y LAURA RÍOS / @garridoiros y @laurariosp

conchachamorro

Cuando sobrevuelan sombras sobre la reputación de los periodistas y su credibilidad, sobre su capacidad para volver a conectar con las emociones de la gente, siempre emergen de esa niebla figuras llenas de frescura, estandartes de un periodismo social e insobornable, como la de Concha Chamorro, voz rotunda de una radio que evolucionó con ella, viviendo de cerca y contando sin dobleces los acontecimientos y cambios de nuestra historia más reciente.

Hablar de Concha Chamorro es hablar de periodismo de raza, el social, el de denuncia y más palpable. Pero sin duda su nombre y su voz están íntimamente ligados a la gran transformación que han experimentado los medios de comunicación en los últimos años.

Ha vivido desde primera fila la información local y ha saboreado los éxitos que trascienden la actualidad más cercana como segunda de a bordo del equipo de Encarna Sánchez, a quien llegó a sustituir en numerosas ocasiones, pero también liderando en África un proyecto de cooperación española, Radio África 2000.

Así es Concha Chamorro, una periodista de voz inconfundible y envolvente. A través de su experiencia personal y profesional bucearemos en las raíces del periodismo de Valladolid y en su evolución.

EL PERIODISMO DORADO DE LA TRANSICIÓN

 Con el aval de sus casi 40 años detrás de un micrófono, como testigo indiscutible de la sociedad más cambiante, Concha Chamorro percibe una gran diferencia entre el Periodismo que se ejerce en la actualidad y el que se practicaba en 1974, año en que inició su andadura profesional. Entonces, el General Franco no había fallecido, los periodistas del momento, como la sociedad en general. estaban sometidos a un régimen dictatorial, “las noticias tenían que darse con cuenta gotas y calibradas. No se podía hablar de política”.

 RADIO POPULAR le dio la oportunidad y comenzó a urdir su prometedor futuro de la mano de quien califica como un “excelente” profesional, como fue Juan Pascual. “Mi primer programa se emitía de 8.00 a 12.00. Cuatro horas de directo. Me las ingenié y ahí revolucioné Valladolid capital y provincia por mi manera de ser y de comportarme, porque nunca marginé a nadie”, comenta Concha Chamorro, quien se refugió en la ebullición del momento, tras el fallecimiento de Franco. “Todo estaba efervescente, los sindicatos estaban naciendo y los partidos políticos. La gente tenía muchísima más ilusión por cambiar todo, por ser diferente, proyectar nuestras ideas. Ese momento ayudó”.

 Sin más compañía que su cuaderno, bolígrafo y su inseparable R5, la arrolladora personalidad de Concha recorrió todos los barrios de la capital, pero también la provincia. “Sacar información y darla era lo más importante, esos años fueron dorados para mí en el Periodismo, porque realmente eso es lo que consideraba Periodismo”, asevera con rotundidad.  Sin embargo, inmediatamente surgió otro tipo de Periodismo, el “oficial” que proporcionaban los gabinetes que comenzaban a surgir. “Pero esa información ya estaba digerida”, puntualiza.

“Todo estaba efervescente, los sindicatos estaban naciendo y los partidos políticos. La gente tenía muchísima más ilusión por cambiar todo, por ser diferente, proyectar nuestras ideas. Ese momento ayudó”

conchachamorro2LA TRANSFORMACIÓN DE LA INFORMACIÓN LOCAL

No descarta el Periodismo libre, aunque admite que es difícil ejercerlo. Con una alta dosis de autocrítica de la profesión, Concha Chamorro advierte que la información local “ha perdido mucho”. La crisis y sobre todo los intereses económicos han influido decididamente en este proceso de cambio y transformación experimentado por la información local. “Casi no hay sitio para los espacios locales y los más amplios están condicionados por lo que ahora manda: el dinero, la publicidad y hay que sacrificar algunas cosas por esto”, lamenta.

Ese cambio radical en el ejercicio de la profesión le hace añorar las raíces del Periodismo “dorado”, el que surgió de la mano de la Transición, entonces, sigue relatando Concha, “la mayoría de la sociedad estaba más ilusionada, veíamos las cosas de otra manera, ahora el periodista en un mandado, o bien por la empresa o bien por las propias instituciones”.

Actualmente, desde la relativa tranquilidad de su jubilación profesional, lamenta haber sido en demasiadas ocasiones una “correveydile”. Las grandes dosis de crítica han acompañado su tarea diaria, pero advierte que la premura con la que se trabaja, y con la que ha trabajado, así como las condiciones laborales, no ayudan a ejercer el ansiado Periodismo libre.

 “El Periodismo, tal y como hoy lo conocemos, nació de la democracia, al servicio de ésta y especialmente de la Ciudadanía”

MÁS ESPÍRITU CRÍTICO

Su consejo: “A los compañeros que llegan, siempre les digo que traten de ser al menos un poco críticos en sus crónicas, un poquito, con eso ya es bastante”. Es el camino que marca para llegar a ejercer un Periodismo diferente al institucional, al oficial.

Por todas estas razones considera necesario no sólo regular la profesión del periodista, sino también los estudios de Periodismo. “El Periodismo, tal y como hoy lo conocemos, nació de la democracia, al servicio de ésta y especialmente de la Ciudadanía”, aclara.

EPISODIOS QUE MARCARON SU QUEHACER

UNA NOTICIA: “Que reconociesen que Valladolid era la capital de la comunidad autónoma me enorgulleció. Valladolid por muchos motivos, pero sobre todo por el geográfico, merecía ser la capital”.

UN PERSONAJE Y UNA ANÉCDOTA: Ángel Cristóbal, del Partido Comunista. “Hablábamos mucho y a veces discutíamos, pero nos llevábamos bien. Con él coincidí en Madrid en un homenaje a Santiago Carrillo. Todos llegaban a la comida y tomaban asiento, excepto los periodistas. Ahí estaban Fernando Jáuregui, María Antonia Iglesias, todos los grandes del periodismo, y de repente lo vi. Nos dimos un fuerte abrazo. “Te necesitamos como agua de mayo, le espeté a Ángel Cristóbal, ¡los periodistas no tenemos mesa!”. Entonces, nos la proporcionó y animé a mis compañeros a tomar asiento, que me dijeron: “Concha, ¿cómo has podido? Y yo les contesté: Una es una periodista de provincias, pero tiene sus maneras”.

UNA NOTICIA POR DAR: El soterramiento del tren, “me hubiera encantado, como también pienso que le gustaría al alcalde, por eso él sigue adelante”.

Anuncios

2 comentarios en “Del periodismo para el ciudadano al oficial. Concha Chamorro

  1. Pingback: Pasión por la radio | el TINTERO

  2. Pingback: elTINTERO cumple un año con más de 24.000 visitas a sus páginas digitales | el TINTERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s