Adiós mi España querida…


ANA ROMÁN GARCÍA / @aniTa_RgMp

Me llamo Ana. Tengo 27 años. Soy periodista y de Valladolid. Pero en la actualidad unos cuantos kilómetros me separan de mi familia, de mis amigos, y de mi hogar, dulce hogar. ¿La razón? ¡Exacto! Es justo eso que estás pensando: la falta de trabajo.

Formo parte de esos 4.724.355 parados -según los últimos datos del paro del mes de septiembre publicados-, y, por supuesto, sin cobrar nunca ningún tipo de prestación. Mi ‘prestación por desempleo’ son mis papis.

En 2009 terminé la carrera, curso por año, Erasmus en Italia, prácticas en el último curso… Hasta aquí todo bien, pero pronto llegó la pregunta del millón -cuya respuesta hoy en día todavía no tengo muy clara-, y ahora… ¿qué hago con mi vida?

Tras la universidad sabes que encontrar trabajo no va a ser tarea fácil, pero menos aún si en la puerta de entrada al mundo laboral tienes con los brazos bien abiertos para darte la bienvenida a una anfitriona ‘llamada’ crisis económica. ¡Suerte la mía!

A falta de trabajo, los titulados universitarios nos hacemos expertos en todas las becas que podemos solicitar, es más, nos ‘pegamos’ por ellas. Nos registramos en todos los sitios habidos y por haber, y mandamos cientos de emails.

En esa ‘lucha’, yo conseguí una en la Agencia Efe, luego otra en un periódico online de León – todas con proceso de selección y con una gran cola de candidatos- y también fui haciendo otras cosillas que iba encontrando por mi cuenta, llamando puerta a puerta, y sin remunerar, claro: lo importante siempre es y será la experiencia. Porque si hay algo que nos cansamos de escuchar una vez finalizados los estudios, es que la experiencia es fundamental. De ahí que aceptemos este tipo de becas y colaboraciones, y también, por qué no decirlo, por lo feliz que hace ver algo escrito por ti publicado con tu nombre en un medio de comunicación.

A falta de trabajo, los titulados universitarios nos hacemos expertos en todas las becas que podemos solicitar, es más, nos ‘pegamos’ por ellas. Nos registramos en todos los sitios habidos y por haber, y mandamos cientos de emails.

Al principio todo es ilusión. Crees que trabajar gratis tendrá su recompensa, que en alguna ocasión te dirán, concluido el periodo de beca, esas palabras mágicas de ‘nos gustaría que continuaras con nosotros, ya con contrato laboral’… y pones todo tu empeño y energía.

 Pero como si de una llama se tratara, esta ilusión de la que hablo se va apagando a medida que avanza el tiempo; tu situación no mejora y, lo peor de todo, tampoco crees que vaya a hacerlo en los próximos meses, puesto que cada vez son más los despidos en el sector.

mosaico dublínEs en este momento cuando te planteas otros objetivos, nuevas ideas, y en mi caso, hace ya un año, decidí dejar la colaboración que hacía mensualmente en un periódico local de Valladolid, hicelas maletas y vine a Dublín, desde donde escribo estas líneas.

 Adiós dieta mediterránea, sol; hola lluvia, cerveza, y… hola también a todos mis compatriotas, a todos los italianos, etc., que hemos elegido la verde Irlanda como destino, primero para mejorar el inglés y, segundo, para buscar esa oportunidad profesional tan ansiada.

 Como venir a Dublín completamente a la aventura era un poco arriesgado, me decanté por la opción de ser au pair  y vivir con una familia irlandesa. Esto me permite ir a una academia de inglés y un pocket money  para hacer frente a mis pequeños gastos.

 En cuanto al tema laboral, entre que somos muchos los que estamos aquí para lo mismo y que la situación del país tampoco es que sea para tirar cohetes, no es fácil encontrar un trabajo ‘de lo tuyo’.

 Pero como fuerza, positivismo y ganas no me faltan, y dado que la esperanza en lo último que se pierde, pondré todo lo que esté en mi mano para, pasito a pasito, bien en Dublín, en España o donde quiera que sea, cumplir mi sueño: trabajar de periodista.

Anuncios

3 comentarios en “Adiós mi España querida…

  1. Enorme. Yo de momento estoy en 2º de carrera, pero me hago una idea de lo que se me avecina… Una situación parecida a la tuya. Apuesto por la formación y para que cuando pase todo “esto” podamos ser los mejores y encontremos trabajo “en lo nuestro”

  2. Yo acabé la carrera en el 2002 y en el 2003 el Master. Hasta el 2005 no encontré un trabajo estable y ahora estoy a saltos entre un sitio y otro.
    Muchas suerte y ojala vea tu nombre pronto cuando lea por las mañanas El Norte de Castilla (ó El Mundo, El País; ABC…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s